CARGANDO

Escribe para buscar

Unicef declara la guerra a la diarrea y neumonía

ninos

Unicef declara la guerra a la diarrea y neumonía

Compartir

 La diarrea y la neumonía siguen siendo los principales responsables de la muerte de niños menores de cinco años, especialmente en las zonas pobres como África subsahariana y el sur de Asia.

Por ello es que la Unicef apuntará sus esfuerzos para combatir estos males y calcula que se podrán salvar dos millones de niños al año.

Esto se logrará al ampliar la cobertura de intervenciones sencillas aclaró Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef.

El plan incluirá una distribución coherente y responsable de nuevas vacunas para combatir las enfermedades causantes de neumonía y diarrea, así como la gripe, los rotavirus y el neumococo.

Otro de los métodos de prevención que mencionó Lake, es que durante los primeros seis meses de vida las madres alimenten a sus hijos exclusivamente con leche materna, sin embargo se sabe que solo el 40% de los lactantes son protegidos con esta inmunización natural.

“Los menores que no son amamantados tienen 15 veces más posibilidades de morir víctimas de una neumonía, en comparación con los lactantes”, subrayó el estudio.

La neumonía y la diarrea, que a menudo se presentan a la vez, suman el 29% de las muertes de niños menores de cinco años en el mundo, más de dos millones cada año. Cerca del 90% de estos niños vive en el África subsahariana y en el sur de Asia.

Entre los países más afectados están India, Nigeria, la República Democrática del Congo, Pakistán y Etiopía, aunque hay en total 75 que tienen las tasas más altas de mortalidad y menos del 33%  de los menores recibe antibióticos, según el informe.

Cuando un niño ya ha enfermedades de diarrea, el estudio señala que es muy importante darle sales orales que son muy baratas y pueden salvar muchas vidas.

“Las muertes de niños víctimas de una neumonía en estos países podrían reducirse un 30% y las muertes causadas por la diarrea, un 60%”, destaca el estudio, siempre y cuando el alcance de estas intervenciones aumente hasta los niveles detectados entre la minoría de familias ricas que vive en estas mismas zonas. (Con información de El Mundo)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *