CARGANDO

Escribe para buscar

Útil reafirmar vacuna contra sarampión

ninos

Útil reafirmar vacuna contra sarampión

Compartir

Por tratarse de un virus, para el sarampión no existe ninguna clase de tratamiento más que la prevención, porque una vez instalado en el organismo los antivirales ya no tienen ninguna clase de efecto, aseguró a SUMEDICO el doctor Alfredo Morayta (*)

Según el especialista en virus, el sarampión es una de las enfermedades de tipo viral que existe en la Tierra desde hace mucho tiempo (fue descubierta en el siglo XVII), a la cual se decidió volver prevenible por medio de la vacunación, “ya que es muy difícil de erradicar; hay aún brotes del virus bien localizados en diversos sitios del mundo y sigue presentándose de tanto en tanto”.

Se trata de una enfermedad que se caracteriza por ser exantemática, esto es que produce un brote de ronchas tanto en los niños como en los adultos que han tenido contacto con el virus.

La ruta del sarampión

De acuerdo con el especialista, el sarampión tiene un periodo de incubación de siete a 14 días, en el cual se necesita estar en contacto con el virus, el cual después va replicándose en los ganglios de cuello y garganta, llegando hasta la sangre, en donde vuelve a replicarse en los ganglios del organismo, manifestándose poco a poco.

“Después del contagio viene la réplica viral y comenzamos a sentir temperatura alta, hasta de 39 grados, que en niños puede provocar convulsiones, durando hasta dos días; después comienzan a aparecer ronchas de color rojo, muy finas, detrás de la oreja, y después van descendiendo hasta abarcar todo el cuerpo”, explicó el médico.

El doctor explicó que no existe ninguna clase de tratamiento para el sarampión, porque, cuando ya se manifiesta, los antivirales tienen poco efecto.

“Lo único que podemos hacer es prevenir la enfermedad, y para esto existe la vacunación”, señaló el doctor, quien también es Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica.

Vacunación repetida

La creencia de que el sarampión cedía con una sola vacuna se ha vuelto arcaica, de ahí que los médicos recomienden un nuevo sistema de vacunación para mantener a raya la enfermedad.

“Anteriormente se aplicaba una vacuna contra sarampión, que venía acompañada de protección contra rubiola y paperas, pero la protección de la vacuna va disminuyendo conforme pasa el tiempo. Aunque todo depende de factores como el tipo de organismo de cada persona y, sobre todo, de su grado de inmunidad”, explicó.

El doctor Morayta indicó que es por ello que resulta muy importante tener un “catch up”, como se le denomina a la reafirmación de la protección por medio de vacunas.

“Después de vacunarnos al nacer, es importante tener otra vacuna a los seis años, y una más en la adolescencia, cuando estamos a punto de entrar a la universidad y tendremos contacto con personas que no están vacunadas, y hasta con lugares en donde haya epidemia de sarampión”, señaló.

Refirió que esto antes no era necesario porque con el anterior paquete de vacunas los índices de sarampión disminuyeron, no obstante, a pesar de que al tener contacto con el virus las defensas se activaban, el poder menguó con el paso del tiempo y el fortalecimiento del virus.

“Al ser un virus el sarampión, su ataque contra el organismo es sistémico, ya que puede producir neumonía, encefalitis, afectación en el sistema nervioso central, y se asocia con otro tipo de infecciones, situación que, en una persona que no está bien protegida, puede provocar la muerte”, concluyó el doctor Morayta.

(*) Dr. Alfredo Morayta
Infectólogo Pediatra
Vicepresidente de la Asociación Mexicana de Infectología Pediátrica
alfredo_morayta@hotmail.com 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *