CARGANDO

Escribe para buscar

Tiempo y esparcimiento para buena nutrición

ninos

Tiempo y esparcimiento para buena nutrición

Compartir

Durante la Cumbre de Salud Alimetnaria llevada a cabo en México D.F. en el marco del Día de la Nutrición Infantil, organizada por Dianui, candidatos a la presidencia presentaron sus propuestas en materia nutricional infantil en el país, todos ellos apostaron por la prevención antes que por la curación.

Durante el turno del PRD, el diputado Heladio Gerardo Verver y Vargas Ramírez, en representación de Andrés Manuel López Obrador, se enfocó en el problema de la obesidad y aseguró que los alimentos chatarra no son los verdaderos culpables de este problema de salud pública ni en niños ni adultos aunque si influyen en ello.

El diputado señaló que luego de haber realizado encuestas de salud, se encontró que el principal problema de obesidad y mala nutrición en los niños era que comían solos debido a que sus padres, y en especial la madre, quien es responsable de preparar los alimentos, se encontraba ausente a causa del trabajo y el niño no sabía que comer y en ocasiones incluso el pequeño no comía.

Mientras que en el caso de los adultos, la enorme desigualdad económica y de acceso a diferentes servicios de salud y la gran dificultad de tener tiempo para ejercitarse o asistir a deportivos  ocasionaba que utilizaran su tiempo de ocio y reposo en el negocio.

Esto significa que las actividades de dispersión y descanso estaban suprimiéndose por horas extras de trabajo para poder tener los recursos necesarios para vivir, pero cuando al cuerpo se le priva de estas actividades de relajación empieza a producir más colesterol malo, se elevan los riesgos de padecer infartos, diabetes, y otras enfermedades crónicas no trasmisibles.

Mientras que se ha comprobado que tener tiempo para descansar y realizar actividades físicas o de dispersión, aumentan los niveles de colesterol bueno que protegen contra este tipo de enfermedades, mejoran la salud mental y reducen importantemente los niveles de estrés protegiendo así también de posibles infartos o embolias.

Pero al tener una vida con poco tiempo para esto, los padres transmitían eso a sus hijos y por lo tanto no aprendían a llevar vidas saludables.

Otra de las secciones de la encuesta arrojó que los niños disfrutaban de correr y nadar, mientras que los adultos de caminar, pero mientras los niños no tenían quienes los llevaran a esas actividad o los costos de natación eran elevados, los adultos afirmaban no disponer de tiempo para dedicarlo ni a ellos ni a sus hijos.

Al sustituir las actividades físicas como salir a correr, por quedarse a ver televisión o jugar con la computadora, los niños aprendían que para hidratarse era bueno consumir refrescos y aguas saborizadas, lo cual no les brindaba una correcta nutrición, pero si una gran cantidad de calorías y azúcares innecesarias que aumentaban su índice de obesidad.

Del mismo modo, entre comidas los adultos comían botanas fritas porque es lo más accesible, mientras que los niños aprendieron de sus papás que el portarse bien, hacer la tarea o comer, tenía como premio unas papas fritas, lo cual cambiaba toda la perspectiva de una vida sana.

Al tener como base la cultura de mala nutrición desde la familia y considerando que el niño adquiere factores genéticos y predisposiciones desde el útero materno, el PRD apostó principalmente por atender correctamente la nutrición de las mujeres embarazadas, para que el niño nazca con buenos niveles de nutrición, además de evitarle la posibilidad de nacer con una predisposición de adicción al azúcar por una mala dieta materna.

Asimismo, otros de los puntos de interés del partido de la revolución democrática fue iniciar una cultura de tomar agua natural en casa, proveer a la población de espacios gratuitos para correr y caminar, que es lo más económico y solo necesita que los interesados le dediquen un poco de tiempo, así como reducir la brecha de desigualdad económica para lograr que las personas tengan tiempo para descansar y recrearse, en lugar de hacer una actividad monótona y totalmente dedicada a lo laboral.

Entre las facilidades que pretenden dar, a las familias para tener una mejor alimentación natural es la producción de traspatio y no responsabilizar a los productos chatarra por el problema de mala nutrición, sino más bien dar espacio a las madres para poder compartir el momento de los alimentos con los hijos y tengan la supervisión necesaria.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *