CARGANDO

Escribe para buscar

Terapia podría revolucionar tratamiento de cáncer

Cáncer

Terapia podría revolucionar tratamiento de cáncer

Compartir

Stanley Riddell, es un científico estadounidense que podría revolucionar el tratamiento contra el cáncer de sangre gracias a una terapia que actualmente está estudiando.

La terapia presentada en la reunión anual de la Asociación Estadounidense para al Avance de la Ciencia, (AAAS por sus siglas en inglés), consiste en tomar las propias células del sistema inmunológico de los pacientes con cáncer en estado terminal, lo que ha demostrado desaparecer los síntomas de la enfermedad hasta en un 94% de los casos; sin embargo, el especialista advirtió que existe el riesgo de tener efectos secundarios.
Para llevar a cabo el estudio, se seleccionaron a 35 pacientes con leucemia linfoide aguda, 40 con linfoma y un pequeño grupo con linfoma no hodgkiniano.
Los resultados mostraron que el 94% de los pacientes con leucemia, el 50% de los que tenían linfoma y el 80% de los que padecían linfoma no hodgkiniano, disminuyeron sus síntomas, lo que no significa que se hayan curado.
“Estamos hablando de enfermos en los que ya no funcionaba ningún tratamiento. La mayoría de nuestros pacientes tenían expectativas de vida de entre dos y cinco meses”, dijo Riddell.
Rideell explicó que esta terapia modifica las células del sistema inmunológico llamadas linfocitos T o células T que coordinan la respuesta inmune celular.
Añadió que estas células se extrajeron para adjuntarles moléculas denominadas receptores de antígenos quiméricos, (chimeric antigen receptors o CARs por sus siglas en inglés), que reducen la capacidad del cáncer de defenderse del sistema inmunológico. Posteriormente, las células se les volvieron a introducir.
“Esencialmente lo que hace esta técnica es reprogramar genéticamente a las células T para buscar, reconocer y destruir las células cancerosas”, señaló Riddell.
Sin embargo, mencionó que el riesgo que existe con esta terapia, es que se produzca una respuesta inmune excesiva, lo que puede ser potencialmente mortal.
Explicó que durante la investigación, 20 personas presentaron síntomas de fiebre, hipotensión, náuseas y neurotoxicidad asociados a la llamada tormenta de citosinas (una reacción inmunológica defensiva), además de que siete pacientes  requirieron hospitalización en cuidados intensivos y dos murieron.
Ante esto, enfatizó que el siguiente paso, es realizar estudios con dosis más reducidas con linfocitos T para evitar estos efectos.
“Aún tenemos un largo camino por recorrer. El cáncer ha vuelto a aparecer en algunos pacientes, pero los datos que tenemos hasta ahora no tienen precedentes”, dijo Riddell.
Por su parte, Alan Worsley, investigador del centro británico Cancer Research UK, declaró que esta terapia es un primer paso para tratar algunos tipos de cáncer sanguíneo.
“Este tratamiento parece prometedor en algunos tipos de cáncer sanguíneo. Pero el verdadero desafío será que funcione en otros tipos de cáncer”, subrayó.
(Con información de BBC)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *