CARGANDO

Escribe para buscar

Si estás cansado, mejor no manejes

buenavida

Si estás cansado, mejor no manejes

Compartir

Manejar cansado es un riesgo que corren en mayormente conductores jóvenes, trabajadores por turnos, conductores profesionales o quienes padecen trastornos del sueño no tratados como la apnea,  pero también puede aparecer en los viajes por carretera en vacaciones. 

 
La mayoría de las personas no identifican cuándo pueden estar en peligro de quedarse dormidas mientras manejan, por eso importante conocer los indicadores de cuándo estamos demasiado cansados para conducir: 
 
*Dificultad para concentrarse y mantener los ojos abiertos o la cabeza alzada. 
*Bostezar o frotar los ojos de forma repetida. 
* Pensamientos fantasiosos o divagantes. 
*Salirse del carril, pegarse demasiado a otro vehículo y perder señales o salidas. 
*Sentir irritabilidad o agresividad. 
*Encender la radio o bajar la ventanilla. 
*Reducir el tiempo de reacción y tomar malas decisiones. 
 
Para evitarlo un choque por quedarse dormido al volante, lo mejor es dormir el tiempo necesario, tener adecuados hábitos del sueño y buscar tratamiento para los problemas del sueño. 
 
Lo que no se debe hacer al volante 
-Conducir si estás cansado o tomando medicamento que cause somnolencia. 
-Confiar en la radio, una ventana abierta u otros trucos para mantenerte despierto. 
-Conducir en horas en los que normalmente estarías durmiendo. 
-Beber alcohol, en especial si te sientes somnoliento.
 
Lo que debes hacer al conducir 
Dormir lo suficiente en la noche antes de un viaje largo. 
-Salir de la carretera si te das cuenta de alguno de los signos de advertencia de cansancio. 
-Tomar una siesta. 
-Consumir cafeína
Conduce con un amigo. 
-Utilizar el cinturón de seguridad (Con información de Infosalus).
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *