CARGANDO

Escribe para buscar

Sí es posible superar el tabaquismo

especiales

Sí es posible superar el tabaquismo

Compartir
Una adicción al cigarro comienza cuando el tabaco se convierte en una prioridad, cuando la persona abre los ojos y lo primero que hace es fumar, inclusive hay gente que por la noche se levanta por un cigarro, la adicción se advierte cuando una persona deja de hacer sus actividades normales a causa del consumo del cigarro, señaló en SUMEDICO Radio la Guadalupe Ponciano Rodríguez, investigadora de la UNAM.
 
(Escucha aquí la primera, segunda y tercera parte de la entrevista)
 
De acuerdo con la especialista, existe un cuestionario en el que se puede evaluar la dependencia a la nicotina, “la pregunta más importante es cuánto tiempo pasa entre el momento de despertar y el primer cigarro que se fuma”, porque eso ayuda a determinar el tamaño de la dependencia. 
 
“A diferencia de la dependencia del alcohol, en la que sí es posible contar la cantidad de copas que consume una persona, el tabaquismo en engañoso, porque no sólo se habla de dependencia del organismo, sino de una dependencia psicológica, porque la gente le da atributos al cigarro, que tranquiliza o la hace sentir mejor, o bien proyectar la imagen que quieren. Eso se llama dependencia psicológica, la cual es difícil evaluar”, indicó la especialista, porque la persona también lo necesita psicológicamente. 
 
Sobre quiénes fuman más, si los hombres o las mujeres, la doctora señaló que las cifras varían de acuerdo a la edad, porque “entre los adultos las cifras indican que fuman 2 hombres por cada mujer, y en adolescentes, por cada muchacho que fuma, fuma una muchacha. Esto nos habla que a futuro las mujeres vamos a tener un problema importante. Hace 10 años la cifra era 5 a 1 a favor de los hombres”, señaló. 
 
También reveló que en la actualidad, además de que el 49 por ciento de las muertes por infarto se relacionan con el tabaquismo, la edad promedio de inicio de consumo de tabaco, según las encuestas nacionales, es de 12 años, lo que provocará que esos niños desarrollen prontamente enfermedades en una edad más joven. 
 
Es posible dejar de fumar
Lourdes Ceballos, ex fumadora de 63 años de edad, fumó copiosamente durante 16 años y ha cumplido ya un año sin probar un cigarro. 
 
“A los 16 años fumaba por curiosidad, por crecer psicológicamente y retar a la autoridad; y en una trastienda, con un cafecito y cajetillas a la mano, probábamos de todas las marcas, así comencé, generando una ansiedad tremenda, misma que yo creía que el cigarro aplacaba, y no, me di cuenta que el autoengaño era que el cigarro me produce más ansiedad”, reveló la señora Ceballos. 
 
Lourdes Ceballos reveló también que comenzó a consumir, primero, tres cigarros al día, pero después aumentó la cifra a 10 cigarros, “y cuando dejé de fumar ya era una cajetilla diaria. Ya tenía síntomas físicos, pero no podía dejarlo, hasta que me decidí a hacerlo y estuve 7 años sin fumar, pero en una tertulia con amigos se me hizo fácil prender uno y a los dos días ya estaba comprando una cajetilla y enganchándome de nuevo. Hasta que supe lo que le hace la nicotina al cuerpo, entendí cómo era el proceso para dejar de fumar”, relató. 
 
Para la doctora Ponciano Rodríguez, el mensaje más importante que puede transmitirse a la gente es que sí es posible dejar de fumar.
 
“Hay un nuevo paradigma en el tabaquismo, que es considerarlo como una enfermedad, una adicción que modifica la estructura del sistema nervioso del fumador. Ya con este concepto hay muchas clínicas para tabaquismo en la Repúblicas Mexicana y medicamentos de calidad científica que apoyan al fumador para que deje la adicción sin padecer el síndrome de abstinencia”, mencionó. 
 
La doctora señaló que ahora es posible ofrecer a los pacientes diversas posibilidades de éxito para dejar de fumar, “hay tratamientos aprobados por la Secretaría de Salud, terapias de reemplazo de nicotina, dosis controladas que van reduciéndose a lo largo del tratamiento”, explicó la Coordinadora de la Clínica Contra el Tabaquismo de la Facultad de Medicina, UNAM, y puntualizó que, al no haber dos fumadores iguales, los tratamientos son personalizados. 
 
Para Lourdes Ceballos, al dejar de fumar sintió libertad, pero ella no consiguió hacerlo con parches o pastillas, sino cortando de tajo. 
 
“Tuve que dejarlo de tajo cuando entendí lo que la nicotina hacía en mi organismo. Fue importante tener la claridad de saber qué pasaba en mi organismo, porque lo que nos hace recaer es la ignorancia. Me siento liberada y plena, siento que ya no tengo esa cortina de humo que me impide ver mi realidad, porque estoy conociéndome, aceptándome, manejando mis emociones sin la muleta del cigarro”, añadió. 
 
Tabaquismo, adicción costosa
La adicción al tabaco genera gasto para el sector salud, el cual, de acuerdo con la doctora Ponciano Rodríguez, asciende a 42 mil millones de pesos al año.
 
Ese gasto, según la especialista, es generado por tratar principalmente tres enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco: cáncer pulmonar, enfermedades cardiovasculares y cerebrales-vasculares, así como EPOC, además, señaló que “se han comprobado hasta 25 enfermedades asociadas con el consumo de tabaco”, lo que genera un aumento en el gasto. 
 
Finalmente, la doctora sugirió acercarse a Conadic, el cual tiene un teléfono para atención ciudadana que funciona las 24 horas del día, los 365 días del año: 01800-911-2000. Además, ponderó la información contenida en la página electrónica de la misma dependencia, “en donde se cuenta con un pequeño cuestionario, el cual ayuda a determinar qué tan dependiente es una persona y hacer una evaluación para saber si necesitan ayuda profesional”
 
Indicó también que está a disposición de la gente el correo de la sinfumar@mexico.com para preguntas o acceso a la Clínica Contra el Tabaquismo de la Facultad de Medicina, de la UNAM, e indicó que su libro, “La ultima bocanada, carta de despedida al cigarro”, puede conseguirse en librerías, pero también, “si pueden acudir a Ciudad Universitaria, a la Facultad de Medicina, escriban un correo y con gusto se los obsequiamos”. 
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *