CARGANDO

Escribe para buscar

Reduce el azúcar en la dieta infantil

Sin categoría

Reduce el azúcar en la dieta infantil

Compartir

Las golosinas y las bebidas dulces tienen muchas calorías pero pocos nutrientes, señalan desde la web del Centro de Promoción de la Nutrición del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, donde insisten en la necesidad de limitar la cantidad de alimentos y bebidas con azúcares añadidos que los niños comen y beben.

Para la promoción de la salud pública aquí se presentan diez consejos para los padres que se preocupan por conseguir que sus hijos sigan una dieta más saludable.

1. Servir raciones pequeñas
Utilice cuencos y platos más pequeños para dar a sus hijos dulces. Pueden compartir una golosina o partir en dos una pieza grande de bollería.
 
2. Beber con inteligencia
En vez de refrescos y otras bebidas azucaradas, ofrezca agua, zumo cien por cien o leche cuando los niños muestren mucha sed.
 
3. Evitar el lineal con dulces
En los supermercados diríjase a las líneas de caja en las que no se posicionan dulces y golosinas. Esperar para pagar cerca de expositores de caramelos fomenta que los niños pidan algo. 
 
4. No utilizar los dulces y la comida como recompensa
En vez de utilizar un dulce, premia a los niños con palabras amables y abrazos reconfortantes o con elementos que no se coman.
 
5. Hacer de la fruta el postre diario
Las manzanas asadas, las ensaladas de fruta o el zumo natural congelado a modo de barritas heladas pueden convertirse en deliciosos postres.
 
6. Divertirse con la comida
Convierte en divertidos los alimentos nutritivos al prepararlos con la ayuda de los niños y utilizando la creatividad en familia. 
 
7. Animar a los niños a inventar nuevos tentempiés
Proporciona los ingredientes a los niños y déjales que elijan lo que prefieren que forme parte de su “nuevo” aperitivo.
 
8. Jugar a los detectives en el estante de los cereales
En el supermercado enseña a los niños cómo descubrir la cantidad de azúcares totales en varias cajas de cereales y rétales a que comparen los cereales que les gustan y seleccionen uno con la menor cantidad de azúcar.
 
9. No convertir las sorpresas dulces en una costumbre diaria
Las sorpresas dulces son estupendas de vez en cuando pero no las conviertas en algo del día a día.
 
10. Si los niños no se comen la comida no necesitan “extras” dulces
Hay que tener siempre en mente que los dulces o galletas no deben reemplazar a los alimentos que nuestros hijos no se comen a la hora de la comida. (Con información de infosalus)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *