CARGANDO

Escribe para buscar

Recomendaciones para enfrentar la andropausia

especiales

Recomendaciones para enfrentar la andropausia

Compartir
Cuando se sobrepasan los 40 años, los hombres comienzan a experimentar algunos cambios en su organismo, que se traducen como aumento de peso, disminución del apetito sexual, insomnio, sudoración y falta de energía, entre otros que componen el grupo de síntomas de la andropausia.
 
Estos cambios que afectan la salud del hombre y su autoestima, son causados por un descenso en la producción de testosterona.
 
Por ello, Alejandro Rosas Ramírez jefe del área de uro-oncología del Hospital General de México, enumera una serie de recomendaciones que todo hombre debe tomar en cuenta cuando se acerca a los 40 años. 
 
  1. La andropausia comienza a aparecer cuando la testosterona deja de ser producida de forma paulatina. Se considera que a partir de los 40 años hay una pérdida del 1 al 2 por ciento de producción de testosterona al año, hasta llegar a  los 70 años, superando el 30 por ciento.
  2. Según la Sociedad Mexicana de Urología, se calcula que en México alrededor del 40 por ciento de los hombres mayores de 55 años tiene síntomas de hipogonadismo (como también se le conoce), el cual está asociado con el desarrollo de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes mellitus.
  3. Para retrasar la aparición de la andropausia, es importante tener buenos y saludables hábitos desde la juventud.
  4. En contraparte, de acuerdo con estudios internacionales, el alcoholismo y la drogadicción provocan la aparición prematura de síntomas relacionados con la andropausia.
  5. El arribo de la andropausia puede provocar afectaciones en la vida de la persona, así como productividad, relaciones familiares y su autoestima, condiciones que afectan esferas de su salud física, mental y sexual.
  6. Es importante procurarse calidad de vida, tomando en cuenta que la prevalencia de la andropausia bordea los 60 años de edad, sobre todo porque la esperanza de vida de un varón en México es de 73 años.
  7. Las consecuencias de la baja producción de testosterona se traducen como: disminución de la libido, detrimento las erecciones, depresión, irritabilidad, poca concentración, disminución de la actividad intelectual, trastornos del sueño; además, la masa muscular y la fuerza disminuyen, se reduce la densidad mineral ósea, aumentando el riesgo de sufrir osteoporosis, y hay un deterioro general del estado de salud.
  8. En la actualidad, existe un tratamiento que ayuda a que el hombre recupere vitalidad y energía mermadas por los cambios hormonales, el cual es denominado undecanoato de testosterona, y se aplica de forma trimestral.
  9. El mecanismo de acción de dicho tratamiento es elevar los niveles de testosterona hasta equipararlos normalmente, situación que dura tres meses hasta que es necesario volver a inyectarse la hormona. 
  10. El tratamiento permite al paciente recuperar la libido, mejorar su vida sexual, se incrementa la fuerza muscular y tiene un efecto positivo en el estado mental, lo que mejora el ánimo, la concentración y la autoestima.
(Redacción SUMEDICO)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *