CARGANDO

Escribe para buscar

Primera visita al ginecólogo, ¿cuándo?

De Mujeres

Primera visita al ginecólogo, ¿cuándo?

Compartir

Muchas veces se piensa que las visitas al ginecólogo deben iniciarse una vez que las mujeres han iniciado su vida sexual, o sólo cuando hay molestias o anormalidades presentes y no es así, de acuerdo con la especialista en ginecología y obstetricia, Karla Idalia Hernández (*), el momento más apropiado es cuando las niñas comienzan a experimentar cambios en su cuerpo.

En entrevista con SUMEDICO la especialista señaló que es alrededor de los 12 años, cuando “las mujeres empezamos a descubrir cambios en nuestro cuerpo, notamos que nuestros pechos (mamas) empiezan a crecer, nos sale pelo alrededor de los genitales (vello púbico) y en las axilas, ganamos estatura rápidamente, y ocurre una situación muy especial: la primera menstruación (menarca)”.

Sin embargo, la ginecóloga indicó que no hay una edad precisa para visitar por primera vez al ginecólogo, sino más bien cuando los cambios corporales avisen es hora de agendar una cita con especialista en ginecología y obstetricia.

Pero los cambios no son todo, “los indicadores además vienen con el despertar de muchas dudas sobre sexualidad, ciclo menstrual, preocupaciones sobre el desarrollo o sobre los métodos de anticoncepción”, señaló la especialista.

Asimismo indicó que las visitas a este especialista deben ser periódicas y de por vida para revisar que todo está bien y no esperar a que se presenten problemas grandes para acudir.

En cuanto a la elección del médico, Karla Hernández dijo que si es hombre o mujer puede influir mucho en la manera en la que se desarrolla la relación de confianza entre el especialista y la paciente, y recomienda que el primer especialista que se elija, de preferencia sea mujer .

¿Qué sucede en la consulta?

“Aunque cada médico tiene su forma de trabajo, te voy a contar el esquema de consulta que seguimos la mayoría de nosotros. Siempre intentamos que te sientas lo más relajada posible, es probable que empecemos con una pequeña conversación que no tenga que ver con tu motivo de consulta y una vez que hayamos entablado una conversación empezamos por saber cuál es el origen de tu visita al consultorio” relató Karla Hernández.

Asimismo señaló que durante la primera visita el especialista seguramente iniciará con una plática que nada tiene que ver con la consulta para empezar a entablar la relación con empatía, y posteriormente hará la historia clínica de la paciente y de su pareja en caso de que la tenga.

Las preguntas base para la historia clínica que sirve para “darnos una idea de tu salud reproductiva e investigar si existe algún problema, interrogamos acerca de tus antecedentes familiares y sobre algunas enfermedades que hayas tenido, si te han hecho alguna cirugía, si fumas, haces ejercicio y también preguntamos sobre tus hábitos de alimentación. También en este interrogatorio es necesario preguntar sobre cuándo comenzó tu menstruación, si eres regular (o sea si tu menstruación es cada mes), cuando iniciaste tu actividad sexual (si ya la tienes) y que método anticonceptivos estás utilizando y también elaboramos el historial clínico con datos de tu pareja”.

Cuando está lista la historia, la especialista señaló que se pasa a la exploración que consta de tres fases, primero se hace una exploración mamaria y se le enseña a la paciente cómo hacerla, posteriormente es una exploración externa de los genitales para verificar que todo esté bien, y en caso de que la paciente ya haya iniciado su vida sexual se hace una palpación del cuello uterino y de los ovarios introduciendo uno o dos dedos en el orificio vaginal y presionando el abdomen.

Asimismo la especialista indicó que se observa el interior del cuello uterino con ayuda de un espejo vaginal, que es del tamaño de acuerdo con las características de la paciente, y en caso de sentir alguna molestia, la doctora Hernández indicó que la paciente solo debe decirle al especialista y él sabrá que hacer.

Esta prueba, además les permite a los médicos poder hacer el “famoso Papanicolaou que consiste en tomar una muestra del cuello uterino que es el método que sirve para detectar el cáncer cervicouterino.

La ginecóloga indicó que ese tipo de exploraciones siempre se hacen con guantes y con ayuda de una enfermera que los asiste en todo momento.

En todas las consultas los especialistas siempre revisan que no haya exceso de acné o de peso.

Tus derechos como paciente

La especialista explicó que como paciente además “tienes el derecho de preguntar sobre lo que quieras, puedes pedir consejo y asesoría sobre temas relacionados con el sexo y métodos anticonceptivos, sobre el dolor de la regla, de mamas, sobre higiene íntima, comezón, flujos…una infinidad de dudas que podemos aclara en total confianza”.

Asimismo indicó que si crees que por ser joven y soltera no necesitar ir a consulta con el ginecólogo, “estás en un error, a veces creemos que solo las relaciones sexuales son las causantes de molestias genitales. A veces no acuden al médico por miedo o vergüenza de que revisen tus senos o tus genitales, entonces busca a una especialista mujer”.

Si consideras que eres una persona sana, que no tienes síntomas de enfermedad, no dudes en someterte periódicamente a un examen médico para corroborar que todo está y siga bien, afirmó Karla Hernández, aunque también ante la mínima duda, o en caso de tener dolor o ausencia menstrual, flujo abundante de aspecto amarillo o verde, problemas con la mama, comezón en los genitales, entonces visita al especialista en ginecología lo más pronto posible.

“Tradicionalmente asociamos la actividad de un médico ginecólogo con implicaciones de nuestra genitalidad, lo cual es cierto pero no en un 100%. Un médico especialista en ginecología y obstetricia es un médico que está formado para atender la salud integral de una mujer que incluye a los órganos sexuales femeninos y el embarazo” finalizó la especialista.

(*) Dra. Karla Idalia Hernández Hernández
Especialista en ginecología y obstetricia
karla@saludentremujeres.com

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *