CARGANDO

Escribe para buscar

¿Por qué surge la obesidad?

obesidad

¿Por qué surge la obesidad?

Compartir

La obesidad es uno de los principales problemas de salud pública ya que el número de casos, se ha disparado significativamente en las últimas décadas, afectando cada vez más a personas jóvenes e incluso niños.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, en la Ciudad de México, cerca del 70% de la población adulta, tienen sobrepeso u obesidad, de los cuales el 73% son mujeres y el 69% hombres.
En palabras del Dr. Ricardo Reynoso, endocrinólogo, la obesidad es una enfermedad crónica que se caracteriza por la acumulación excesiva de grasa que generalmente causa aumento de peso y aunque sus causas son muy complejas, hay algunos factores predominantes como los siguientes:
• La genética
• Algunos medicamentos
• Problemas hormonales
• Estilo de vida donde hay poca actividad física y excesiva ingesta de calorías
• Aspectos psicológicos
Hambre y deseo de comer, ¿cuál es la diferencia?
Durante el taller de medios “Replanteando la Obesidad”, el especialista señaló que un motivo por el que las personas consumen calorías en exceso, es porque no diferencian cuando tienen hambre o solo deseo de comer.
Por una parte, el hambre es la necesidad que tenemos de ingerir alimentos para que nuestro organismo funcione óptimamente, mientras que el deseo de comer, se relaciona con el placer que nos dan los alimentos.
“El deseo de comer, generalmente nos hace preferir alimentos con más sabor que habitualmente son aquellos que más grasas y carbohidratos contienen, además de que son más fáciles de conseguir”, puntualizó.
¿Por qué es una enfermedad?
El médico indicó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió a la obesidad como una enfermedad porque tiene un sustrato biológico, es decir, hay diferencias biológicas entre la relación de hambre y saciedad, además de que provoca afecciones a la salud como diabetes mellitus, enfermedades cardiovasculares, osteoartritis, problemas respiratorios y digestivos, afecta la calidad de vida y reduce la expectativa de vida.
“Por lo tanto, la obesidad es conocida tanto en México como en el resto del mundo, como una enfermedad crónica que requiere tratamiento”, puntualizó.
Para suministrar tratamiento, primero es necesario analizar qué tipo de obesidad tiene la persona, pues las causas y afectaciones, no son los mismas en todos, por lo que es necesario utilizar guías emitidas por distintas asociaciones médicas.
A pesar del tipo de obesidad que se tenga, todos los tratamientos involucran forzosamente recomendaciones nutricionales y de actividad físicas, así como intervenciones conductuales, es decir, dirigidas a modificar la conducta de los individuos en su estilo de vida.
“Pero también las guías de tratamientos nos dicen que para muchos individuos, debemos tener más intervenciones como la prescripción de fármacos o cirugías como el bypass gástrico en aquellos pacientes que sean candidatos”, explicó.
Ante esto, el especialista subrayó que algo fundamental para tratar este padecimiento, es dejar del lado los estigmas, ya que comúnmente las personas con obesidad, son catalogadas como culpables de su condición, inactivas y perezosas.
¿Cómo sé que tengo obesidad?
El doctor mencionó que una forma sencilla de saberlo, es sacando el índice de masa corporal (IMC), el cual se obtiene de la siguiente manera:
IMC=  peso (kg)
           ————–
           talla (mts)2
Una vez obtenido el resultado, se debe comparar con la siguiente tabla:
Normal: 18.5 a 25
Sobrepeso: >25 a 30
Obesidad: >30
Clase I: >30 a 35
Clase II: >35 a 40
Clase III: > 40
Otro aspecto que se debe tomar en cuenta es medir el diámetro de la cintura, el cual no debe de exceder de 90 cm en hombres y 80 cm en mujeres.
Para obtener un diagnóstico más certero, es necesario acudir con un especialista para que con el apoyo de otras pruebas, pueda decir si se tiene o no la enfermedad.

 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *