LOADING

Type to search

¿Por qué el cuidado de la piel es tan importante?

especiales

¿Por qué el cuidado de la piel es tan importante?

Share

La piel es el órgano más extenso y uno de los principales, lamentablemente no les damos la importancia y el cuidado que se necesita, lo cual puede traer complicaciones serias que si bien pueden no ocasionar la muerte, sí afectan la calidad de vida de las personas, declaró Luciano Domínguez Soto, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Mientras en otros aparatos y sistemas se pueden encontrar entre 100 y 150 enfermedades diferentes, en la piel se manifiestan más de mil.

El jefe de la División de Dermatología del Hospital General, Manuel Gea González explica la importancia de buscar ayuda de especialistas  y hace una invitación a poner más importancia en los problemas de este importante órgano. Hay que entender que la la piel debe cuidarse del ambiente, del viento, el calor, el sol o la humedad y que las medidas varían de acuerdo con la edad del paciente.

“La piel se debe cuidar en cualquier época del año. Es un órgano frontera porque recibe estímulos tanto del medio externo como del interno (resto de aparatos y sistemas de nuestro organismo), por lo mismo es el más susceptible de padecer enfermedades” señala el Domínguez Soto.

Señala que el problema consiste en que las 15 o 20 enfermedades más comunes en la consulta diaria ocupan 85 o 90 por ciento en cualquier hospital, pero además, las otras 980, que conforman por consiguiente del 10 al 15 por ciento restante, se parecen a las más frecuentes y sólo las conoce el dermatólogo, por lo tanto se diagnostican y tratan de manera incorrecta.

Antes de utilizar cualquier producto de prevención o tratamiento de alguna enfermedad de la piel, hay que consultar a un especialista para saber si es efectivo, ya que muchos de estos artículos promovidos por la publicidad no siempre tienen el contenido más honesto y muchas veces pueden causar serias lesiones en la piel (con información de DGCS UNAM)

Lo ideal sería que la gente tuviera más información sobre la protección de este órgano y acudiera a hospitales, públicos o privados, donde especialistas bien preparados den atención adecuada, concluyó.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *