CARGANDO

Escribe para buscar

Polifagia, necesidad de comer a todas horas

obesidad

Polifagia, necesidad de comer a todas horas

Compartir

 ¿Sabías que la polifagia o hiperfagia es el deseo incesante de seguir comiendo aun cuando previamente la persona se haya alimentado de forma correcta?

De acuerdo con un comunicado emitido por el doctor Fernando Laredo Sánchez, médico internista del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, este trastorno excede los requerimientos de la persona, lo que necesariamente lo conducirá a problemas de sobrepeso u obesidad.

Obviamente, dice el experto, es natural que las personas sientan hambre, pero esta no debe salirse de control de la persona de modo que a toda hora sienta el deseo de comer, cuando es así, ya se puede hablar de que existe este trastorno que deriva generalmente de alteraciones hormonales o metabólicas.

Entre las más frecuentes, están la ansiedad, el hipertiroidismo, la hipoglucemia, la ingesta de fármacos, el síndrome premenstrual y la diabetes mellitus, entro otros.

Pero estas no son las únicas causas, sino que también puede deberse a hábitos inapropiados como acostumbrarse a tener placer a través de la comida que generalmente derivan de una dieta con alta ingestión de grasas y azúcares está relacionada con cambios en los sistemas de regulación cerebrales, que incrementan el deseo de comer, causando un efecto de adicción.

Según el especialista los cambios en las señales cerebrales, propicia que no se consuman alimentos para nutrirse, sino para obtener, placer y bienestar ya que, por ejemplo, altas cantidades de azúcares causan euforia.

Estos cambios afectan la región del hipotálamo, donde el cerebro regula sus funciones de saciedad, y en el caso done la polifagia ya apareció, simplemente no actúa de forma correcta, pues según un estudio la dieta muy alta en grasas y azúcares disminuye la actividad del núcleo de la saciedad e incrementa el hambre.

Sin embargo, el tratamiento contra esta enfermedad solo debe ser asignado por un profesional de la salud, y nuca alguien que no tenga todo el entrenamiento en estos menesteres porque podría no resultar correcto.

Asimismo el internista señaló que la polifagia no distingue edad ni sexo, cualquier persona puede desarrollarla dado que el ser humano, continuó Fernando Laredo Sánchez, “tiende a considerar la comida como una especie de gasolina que no influye en el cuerpo”, pero la composición de lo que comemos lleva a cambios cerebrales que pueden terminar en conductas dañinas.

Finalmente señaló que “si no se regulan los hábitos alimenticios y se come lo que se quiera y cuanto se quiera, aparecerán los problemas de sobrepeso y obesidad con sus graves consecuencias como los daños cardiovasculares y diabetes, entre otros”. (Con información de el Universal)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *