CARGANDO

Escribe para buscar

Perforación corporal requiere higiene extrema

especiales

Perforación corporal requiere higiene extrema

Compartir

Existen diversas maneras de decorar el cuerpo, y artistas corporales profesionales que se dedican a ello, como pueden ser los tatuadores y los perforadores corporales, los cuales aplican sus conocimientos en un arte que no siempre es bien visto entre la sociedad. 

No obstante, hay personas que sí están interesadas en decorar su cuerpo con tatuajes o perforaciones y es necesario que sepan que así como hay profesionales en la materia, también existen charlatanes que pueden poner en riesgo su salud.

Por ello, SUMEDICO platicó con Pedro Nava Sánchez (*), perforador y artista corporal del estudio Zemca, con una trayectoria de siete años, quien nos explicó que, principalmente, antes de decidirse por una perforación corporal, es importante pensar en nuestra salud y nuestra seguridad.

“Adornarse el cuerpo es algo sumamente personal, pero si ya decidiste que vas a hacerte una perforación, entonces busca el lugar más seguro, en el que tu salud no corra riesgos”, indicó.

Respecto a la manera como ha ido evolucionando esta práctica en México, Pedro considera que aún no hay avances en la cuestión cultural, ya que aún “hay personas que tienen poca información al respecto, perforan en la calle por 50 pesos, sin medidas de higiene, sin preocuparse por la salud de la persona que busca sus servicios. Eso te dice que no existe una cultura real sobre esto”, indicó.

Pistola perforadora

Para muchas personas, sobre todo para las mujeres, es muy común que acudan a tiendas departamentales para perforarse los lóbulos de las orejas con pistolas automáticas, no obstante, Pedro, como especialista en decoración corporal, sugiere evitar el uso de esa pistola.

“Se corren muchos riesgos con la pistola que usan en tiendas departamentales, primero porque es imposible desarmar la pistola y su mecanismo para esterilizarla, y es un aparato que utilizan hasta 15 veces al día, además, en lugar de cortar la piel, de perforarla en realidad, con cuidado quirúrgico, lo que esa pistola hace es reventar la piel, lo que puede producir problemas al ser antihigiénico y generar una mala cicatrización”, explicó.

Riesgos

Los riesgos que se corren cuando se practica una mala perforación, con una persona no profesional, son infecciones y abscesos que deben ser tratados de inmediato por un dermatólogo. En ese sentido, el especialista en arte corporal señala que “controlar una infección en la boca o la lengua es algo delicado, nosotros como perforadores orientamos a la persona sobre las medidas de higiene, cuidamos a nuestros clientes, pero no podemos tratar una infección, eso debe hacerlo un especialista en la piel”.

“Una perforación debe ser excelente, no hay que forzar el ángulo. En una ocasión una persona vino al estudio después de hacerse una perforación en un sitio sin higiene y con una pistola, y tenía unos abscesos muy grandes, los cuales fueron tratados por diversos médicos sin éxito, y no tuvo más remedio que quedarse con esos abscesos, los cuales eran muy grandes”, explicó.

Pedro explicó las diferentes medidas de higiene antes y después de una perforación corporal.

“Primero hay que limpiar la zona a perforar con un antiséptico, después marcas el sitio en donde se hará la perforación y le pides al cliente que esté relajado, porque al no haber tensión el dolor de la perforación es casi mínimo”, explicó.

Sobre el proceso de curación e higiene, Pedro indicó que cada zona que se perfora tiene medidas distintas, y eso debe explicarlo el perforador al terminar de hacer el trabajo.

Finamente, el especialista explicó que la peor complicación que puede suceder es tener infecciones graves en la boca, gente que se lastima los dientes con el arete, sangrado porque la perforación se corta, etcétera.

“En caso de decidir perforar su cuerpo, lo mejor es buscar un buen lugar, higiénico y atendido por un profesional que se preocupe por tu salud”, concluyó.

(*) Pedro Nava Sánchez / Artista corporal
Estudio Zemca
cepytripy@gmail.com
www.zemca.com 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *