Para 2050 aumentará el número de ancianos

Ante el incremento de ancianos en México, es importante analizar los programas...

18/04/2012 8:44
AA
De acuerdo con informes de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), el porcentaje de envejecimiento de la población mexicana aumentará a 26.5 para 2050, contabilizando un incremento de casi 20 por ciento desde 1950.
 
Aunado a esto, un estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI, 2000), estima que para 20590 el promedio de vida sería de 81 años, lo que significa que para entonces la cuarta parte de la población mexicana será de ancianos, aseguró Rosaura Avalos Pérez, académica de la Escuela Nacional de Trabajo Social (ENTS) de la UNAM.
 
Ante este panorama, tomando en cuenta que la vejez es algo que puede percibirse de distintas formas, dependiendo de factores biológicos, sociales, culturales, políticos y económicos, la especialista lleva a cabo el proyecto “Calidad de vida y ciudadanía en la población adulta mayor en México”, con el cual pretende medir la atención que brinda el gobierno del Distrito Federal hacia el sector de la tercera edad.
 
“Quiero saber cómo se construye la ciudadanía en la vejez, cómo se sienten y son vistos y percibidos los viejos en la capital del país a partir de la política social del gobierno, y si son sujetos de derecho o de atención”, explicó la académica.
 
En la actualidad, el 9 por ciento de la población mexicana es mayor de 60 años; de esta proyección, 9.7 por ciento corresponde a hombre y 12.6 por ciento a mujeres. No obstante, la vejez, de acuerdo con la académica, es percibida de distintas maneras, en situaciones en las que no hay que tomar en cuenta sólo la edad sino las relaciones personales, la interacción social y la percepción que se tiene de ese sector de la población. Además, señaló que dicha percepción varía en cuanto a urbes y zonas rurales. 
 
Además de realizar un análisis sobre los programas de atención médica domiciliaria, prevención de la violencia y difusión de los derechos humanos, la especialista analiza hasta qué punto están perfilados los programas y qué tanto fomentan la calidad de vida.
 
La académica trabajó con diversos grupos, destacando uno que cursó un diplomado en educación para la vejez en el Centro de Educación Continua de la Escuela Nacional de Trabajo Social, de la UNAM. 
 
“Este diplomado brinda elementos para la reflexión y ayuda a adquirir mayores habilidades y actitudes positivas para vivir esta etapa de la vida. Consta de 10 módulos en los que se abordan temas de salud (física y metal), activación física, alimentación y sexualidad, así como cuestiones sociales y legales”, concluyó. (Fuente: UNAM)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: