CARGANDO

Escribe para buscar

Ocho órganos que daña el estrés

Sin categoría

Ocho órganos que daña el estrés

Compartir

El estrés aparece como una reacción del cuerpo ante diferentes situaciones o pensamientos, provocados en su mayoría por la frustración, furia y miedo.

Uno de los beneficios del estrés, es que nuestro cuerpo reacciona cuando nos encontramos ante situaciones de peligro o riesgo.
 
Sin embargo, las personas que experimentan tensiones más fuertes, pueden sufrir graves problemas de salud tanto física como emocional, teniendo al estilo de vida actual tan agitado como el principal detonante de estrés por lo que los casos de estas personas van en aumento.
 
Lo preocupante del estrés, es que si no se controla, se pueden ver afectados distintos órganos que disminuyen la calidad de vida, por lo que se debe prestar atención a los cambios en nuestra salud.
 
Algunos de los órganos son:
 
Piel: el estrés es una de las causas de la aparición de acné.
Pulmones: se afectan ya que debilitan su función y disminuyen su respuesta inmunológica ante agentes externos.
Corazón: la constante tensión, provoca que se eleve el colesterol, la presión arterial y los triglicéridos del torrente sanguíneo.
Ojos: el exceso de estrés puede generar temblor en los ojos, inflamación y visión borrosa.
Hígado: la acumulación de estrés provoca que se agudicen enfermedades propias del hígado debido a que se alteran los linfocitos citolíticos, los cuales se encargan de destruir los hepatocitos.
Cerebro: cuando hay mucha tensión, se produce una hormona llamada cortisol, la cual afecta negativamente a la memoria y la toma de decisiones.
Riñones: si se incrementa el cortisol, se pueden ver afectados los riñones por la excreción renal de fosfato lo que puede provocar debilidad muscular, alteraciones óseas como raquitismo, entre otras.
Intestinos: los gases, dolor abdominal o inflamación, se hacen más presentes cuando el estrés aumenta.
 
Por ello, debemos tener actividades que nos ayuden a borrar el estrés de nuestra rutina. 
 
Realizar técnicas de relajación, ejercicio, mejorar la alimentación, consentirte, etc., ayudarán significativamente a que tengas una mejor calidad de vida.
(Con información de Mejor con Salud)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *