CARGANDO

Escribe para buscar

Nuevo tratamiento para cáncer de ovario

Cáncer

Nuevo tratamiento para cáncer de ovario

Compartir

El cáncer de ovario también conocido como asesino silencioso, es considerado uno de los tipos más agresivos que se desarrolla principalmente en mujeres entre los 50 y 70 años de edad.

De acuerdo al Programa de Cáncer de Ovario del Instituto Nacional de Cancerología, en México anualmente se detectan 4 mil nuevos casos de este tipo de cáncer, el cual se posiciona como el tercero más frecuente y el segundo por causa de muerte.
En conferencia de prensa, la Dra. Dolores Gallardo,  Presidenta del Grupo de Investigación en Cáncer de Ovario de México (GICOM) y responsable de la Clínica de Ovario del INCan, indicó que este tipo de cáncer provoca más muertes que otros; sin embargo, la difusión de este padecimiento, no se da como con otras neoplasias, además de que no se tiene la atención médica adecuada ya que en la mayoría de los casos, se suele confundir con una colitis.
“Muchas veces las mujeres acuden a consulta por una colitis o por molestia gastrointestinal pero realmente es cáncer, por lo que queremos que el cáncer de ovario sea un problema que se vea por la autoridades de salud”, declaró.
Sobre las causas de este cáncer, la doctora indicó que son desconocidas, aunque hay factores principales que aumentan el riesgo de padecerlo como son:
• Estar en la etapa de la menopausia (entre 45 y 59 años)
• Tener historia familiar de cáncer de ovario o anomalías en los genes BRCA1 o BRCA
• Infertilidad
• Ovarios poli quísticos
• Endometriosis
“Las mujeres con historia familiar tienen 5% de posibilidades de tener cáncer de ovario, y si tiene la mutación aumenta en un 35%, pero simplemente tener la historia familiar aunque no se demuestre la mutación, la pone en riesgo”, puntualizó.
Como señaló la especialista, los síntomas suelen ser confundidos con otros padecimientos como la colitis, lo que causa que el cáncer se disemine más allá de los ovarios, provocando que cuando sea detectado, se encuentre en fases avanzadas.
A pesar de que lo síntomas suelen ser vagos, hay algunos presentes como los siguientes:
• Distensión o hinchazón del área abdominal
• Dificultad para sentirse lleno o para estar satisfechos rápidamente.
• Dolor pélvico o abdominal bajo
• Ciclos menstruales anormales
• Sangrado vaginal entre los periodos menstruales
• Pérdida o aumento de peso
• Tener 12 eventos al mes de molestias digestivas como falta de apetito, indigestión, nauseas, vómitos, estreñimiento y aumento de gases.
Para diagnosticar la enfermedad, la especialista declaró que un método útil es el ultrasonido transvaginal, el cual se debe realizar cada seis meses, especialmente cuando se tiene mayor riesgo.
“Si hay historia familiar, es diez años antes de la edad que tenía la familiar cuando recibió el diagnóstico que recibió la familiar, aproximadamente entre los 30 y 35 años”, indicó.
En relación al tratamiento, el Dr. Jonathan Lederman, profesor de oncología médica de la University College London, declaró que se han hecho importantes avances para mejorar la supervivencia y calidad de vida de las pacientes.
Señaló que uno de los tratamientos que pueden ser más eficaces, es el ensayo clínico que desarrolló conocido comoOlaparib, el cual consiste en bloquear totalmente la proteína PARP (poliribosa polimerasa ADP) para evitar que ayude a que los genes alterados se reparen dentro de la cadena del ADN, provocando la muerte de las células malignas y reconociéndolo como un inhibidor selectivo y de precisión.
“Dicha fórmula, tiene la peculiaridad de impedir que las células cancerígenas se reproduzcan a través de un método de bloqueo y reparación. Anteriormente no existía un medicamento especifico para cáncer de ovario, pero con la llegada del Olaparib, se abren nuevos caminos para estas pacientes”, dijo.
Explicó que cuando el cáncer es detectado en etapas avanzadas, la paciente suele sobrevivir sólo un año después del diagnóstico, mientras que si se detecta en antes de que se disemine a otras áreas, puede llegar a vivir hasta  tres años pero que con este nuevo tratamiento, el tiempo se extiende a cuatro años.
Asimismo, declaró que una forma de prevención en mujeres de alto riesgo, es la cirugía para extirpar los ovarios, pues tiene un impacto muy importante en las pacientes.
“No solo se trata de detectar en etapas tempranas, sino de tomar medidas de prevención como lo es la cirugía”, subrayó.
Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *