CARGANDO

Escribe para buscar

Nueve posturas para comenzar a hacer yoga

Rutinas de ejercicio Vida Sana

Nueve posturas para comenzar a hacer yoga

Compartir

Cada vez más personas están comenzando a practicar yoga debido a todos los beneficios que esta disciplina tiene como perder peso, aliviar la tensión, mejorar la inmunidad, tener paz interna o tener mayor flexibilidad, entre otros.

Comenzar a practicarla puede ser difícil por la elasticidad que se requiere; sin embargo, no es imposible ya que bastan algunas clases para que comiences a tomar tu ritmo.
Si estás pensando en inscribirte a clases de yoga pero no sabes de qué tratará, a continuación te decimos nueve posturas básicas que puedes empezar a practicar poco a poco.
1. Postura de la montaña: párate con los pies juntos, los brazos al lado del cuerpo, el mentón y la vista hacia el frente, relaja tus hombros y distribuye tu peso uniformemente a través de las plantas de los pies.
2. Perro boca abajo: apoya tus pies y manos en el suelo de manera que éstas queden debajo de los hombros con los dedos separados. Comienza a presionar las palmas hacia adelante y lejos de t mientras ruedas los dedos del pie con las rodillas ligeramente flexionadas. Por último, endereza el trono para formar una línea recta y estira las piernas.
3. Postura del guerrero: retoma la postura de la montaña y da un paso a la derecha a fin de que tengas un metro de distancia con tu oro pie. Gira el derecho hacia afuera unos 90° y el izquierdo 45°, mientras alzas los brazos hasta formar una T. Dobla tu rodilla derecha y mantén sobre el tobillo cerca de un minuto.
4. Postura del árbol: vuelve a la posición de la montaña, flexiona tu rodilla derecha y coloca tu pie en la parte interior del muslo izquierdo. Al hacerlo, flexiona los brazos y centra tu atención en un punto del suelo. Conserva esta postura durante seis y ocho respiraciones.
5. El puente: acuéstate boca arriba con las rodillas flexionadas y los pies apoyados en el suelo en alineación con la cadera. Coloca tus brazos al lado con las palmas hacia abajo. Luego, mientras respiras, alza la cadera hasta donde puedas y mantente así durante un minuto.
6. Postura del triángulo: esta postura es similar a la del guerrero, pero con la diferencia de que después de girar los pies, aquí deberás elevar tu mano derecha a la espinilla derecha y extender el otro brazo hacia arriba. Mantenlo así con cada brazo durante cinco respiraciones.
7. Posición de torsión: siéntate en el piso con las piernas extendidas y cruza tu pie derecho por encima del muslo izquierdo. Después coloca tu codo izquierdo en la parte exterior de la rodilla derecha y la mano en el suelo detrás de ti. Comienza a girar a la derecha todo lo que puedas mientras mueves tu abdomen sin levantarte del suelo. Permanece así por un minuto.
8. Postura de la cobra: colócate boca abajo con las piernas alineadas con tu cadera. Flexiona los codos y coloca las palmas sobre el suelo con los pulgares cerca de las axilas. Al respirar, presiona las palmas y alza el pecho y la cabeza.
9. Postura del niño: siéntate sobre tus talones y gira el dorso hacia al frente. Posteriormente baja el pecho a las rodillas hasta donde puedas y pon tus brazos adelante. Mantén esta postura y no te desconcentres de tu respiración.
(Con información de Slide Share)
Tags:

También podría gustarte

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *