Qué hacer y qué no cuando un niño entra al kinder

Haz que tu hijo se sienta seguro y sin temor ese primer día...

03/08/2016 4:03
AA

Un momento estás con tu bebé dándole su biberón y al siguiente ya lo estás llevando al kinder. El tiempo pasa volando y cuando menos ves, ya estás preparando los uniformes y lunch para el primer día de tu peque en el kinder, ¿difícil no crees?

¿Estará bien?, ¿se pondrá triste?, ¿resistirás el momento de decirle adiós? Estas son algunas de las principales preocupaciones de toda mamá, pues esta etapa es la primer separación entre ambos.

Antes que todo debes estar consciente que cómo todo en la vida es un proceso de transición y adaptación de vital importancia, para el cual tu hijo debe estar totalmente preparado.

En ocasiones por la angustia y mezcla de tristeza con orgullo, madres y padres llegan a cometer algunos errores el primer día, lo que inhibe la confianza del menor.

Lo que no debes hacer

Si no quieres hacer de ese momento algo estresante y triste, evita las siguientes acciones.

  • Días antes de entrar a la escuela, no le digas frases como “te vas de mí”, “eras un bebé y ahora te vas” o “no sé si resistiré dejarte”. Sólo lo angustiarás y provocarás que no quiera ir.
  • No andes a las carreras. Levántate temprano y organízate para que no salgan corriendo. De lo contrario relacionará la escuela con algo malo.
  • No lo chantajees diciendo, por ejemplo, “no llores porque sino mamá se pondrá triste”.
  • No le mientas. No le digas que ahí te quedarás todo el día o que volverás en poco tiempo. Tampoco le digas que adentro hay premios para que puedas huir.
  • No prolongues el tiempo de la despedida.

Lo que sí debes hacer

Para que se sienta seguro y feliz de indicar esta nueva etapa, realiza lo siguiente:

  • Días antes, explícale lo que va a ocurrir, cómo es la escuela, lo que va a hacer, a qué hora entrará y saldrá así como quién irá a recogerlo. Dile que estará bien y que será algo divertido.
  • Si puedes, llévalo a conocer el salón antes de entrar.
  • Deja que lleve un objeto que lo haga sentir seguro, por ejemplo un peluche o cobija.
  • Involúcralo cuando prepares su lunch.
  • Haz una despedida rápida y natural. Nuca dejes de sonreír.
  • No le hables como bebé ni lo consientas demasiado. Hazle entender que ya es niño grande.

(Con información de Prodigy MSN)

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: