LOADING

Type to search

Mojar la cama afecta autoestima del niño

ninos

Mojar la cama afecta autoestima del niño

Share
A pesar de que mojar la cama sea un problema que afecte la autoestima y la vida social de los menores de edad, aun existen padres de familia que no acuden con un especialista para tratar de resolver el problema, aseguró Enrique Jaureguizar, jefe del Servicio de Urología Pediátrica del Hospital Universitario La Paz de Madrid.
 
El especialista señala también que este problema comienza a mostrar un cambio, ya que hay familias “que sí buscan ayudar para este problema. Lo importante, y ante todo, es tranquilizarles, tanto a ellos como a sus hijos, y desdramatizar el asunto”, explicó.
 
Jaureguizar reveló que mojar a cama es un problema que tiene que ver con “inmadurez de la vejiga, al igual que hay niños o niñas que andan o hablan más tarde”, y afecta, sin una patología relacionada, a aproximadamente el 15 por ciento de la población infantil.
 
Para Darcie Kiddoo, de la Universidad de Alberta (Canadá), que publicó un artículo en el último número de la revista Canadian Medical Association Journal, los dispositivos de alarma son la terapia más efectiva, ya que los fármacos inhibidores de la orina solamente enmascaran el problema. 
 
Los dispositivos de alarma incluyen un sensor en un ‘sava-slip’ (una especie de pañal), que al recibir las primeras gotas de orina enciende una alarma que despierta al niño para que vaya al baño a orinar.
 
Sin embargo, indicó que aunque este dispositivo “tarda más tiempo en ofrecer resultados, sus beneficios se mantienen a más largo plazo. No obstante, requieren de más esfuerzo por parte de la familia”.
 
Por su parte, Jaureguizar está de acuerdo con el funcionamiento de las alarmas, aunque también despiertan a los demás miembros de la familia.
 
Para algunos expertos, la enuresis tiene tres mecanismos de acción, que responden a una “excesiva producción de orina nocturna, vejiga hiperactiva y un fracaso para despertarse en respuesta a las sensaciones de la vejiga. Cada mecanismo está respaldado por diversos estudios, aunque es probable que ninguna teoría explique este problema en todos los niños”, como señaló Darcie Kiddoo.
 
Sin embargo, se señala que nuevas teorías al respecto hablan de problemas con el sistema nervioso central, el cual provoca que el niño tenga un sueño fragmentado, que a su vez provoca pérdida de sensibilidad en la inhibición fisiológica.
 
Por otro lado, los especialistas señalan que es importante que el médico realice exámenes para descartar cualquier otra patología, antes de dar un diagnóstico, pero también debe investigarse si el niño tiene alguna clase de factores estresantes.  
 
Kiddo señala que existen diversas alternativas para controlar un problema como éste, aunque lo más importante es poder tranquilizar al niño que tiene la autoestima muy baja. 
 
Por ello señala que “los menores deben seguir una vida normal y participar de las actividades, como ir a dormir a casa de algún amigo. Para ello pueden llevar absorbentes de tal forma que el otro pequeño no se dé cuenta del problema, además de evitar los líquidos tras la cena y las bebidas con cafeína”.
 
Finalmente, el especialista señaló que es importante que se comience con cambios en los estilos de vida, como aumentar la ingesta de líquidos en la mañana e ir disminuyéndola durante el día, y señaló que “si un menor llega a la adolescencia arrastrando este problema, se tendrán que invertir muchos años en tratamiento para lograr solventarlo”. (Con información de El Mundo)
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *