CARGANDO

Escribe para buscar

Mitos de la depresión

Sin categoría

Mitos de la depresión

Compartir

La depresión destruye la vitalidad de las personas que la padecen y en su forma más severa, la persona mantiene una sensación de tristeza, sentimientos de poco valor, ausencia de capacidad para disfrutar, irritabilidad, cansancio y dificultades de concentración y alteraciones del sueño, del apetito y la memoria.

 
A pesar de ser una enfermedad común, es poco conocida y hay algunas creencias erróneas.
 
1. Te puede llegar a pasar, pero es raro: La depresión es el trastorno mental con mayor prevalencia en la población. La Organización Mundial de la Salud señala que más de 350 millones de personas sufren depresión y anticipa que se convertirá en una de las tres principales causas de incapacitación laboral en el mundo para 2030.
 
2. No hay motivo para que esté así: No siempre es precedida por una o varias desgracias. La causa del trastorno no corresponde necesariamente con la acumulación de acontecimientos trágicos, en muchas ocasiones tiene un comienzo paulatino, insidioso y difícil de identificar.
 
3. Es un motivo para no venir a trabajar: No se trata de una cuestión de voluntad
 
4. Sólo pasa en el primer mundo: No es una enfermedad exclusiva, aunque sí se registra mayor prevalencia en los países de primer mundo, no sólo afecta a países ricos y occidentales. 
 
5. Me siento triste, estoy deprimido: La depresión no es lo mismo que estar triste, sino que implica padecer una enfermedad mental. Lo que caracteriza a un episodio depresivo es el mantenimiento prolongado de un estado de ánimo decaído. 
 
6. Siempre fue muy flojo: Sufrir depresión no se relaciona con rasgos de personalidad que otorguen un carácter débil a la persona
 
7. Pareces nena: No se trata de una enfermedad propia de mujeres y personas mayores. Aunque la edad más frecuente de inicio se produce entre los 30 y los 40 años, también puede afectar a niños y adolescentes.
 
8. Necesitas salir: Una persona deprimida necesita no estar cerca de sus seres queridos, un exceso de implicación provoca actitudes de dependencia.
 
9. Es adicto a las pastillas: Los antidepresivos no tienen por qué provocar adicción. Un tratamiento combinado, farmacológico y psicoterapéutico, es el método más eficaz para tratar una depresión severa (Con información de Huffington Post). 
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *