CARGANDO

Escribe para buscar

Mil personas en el registro de supervivientes de cáncer

Cáncer

Mil personas en el registro de supervivientes de cáncer

Compartir
Quienes sobreviven al cáncer se adaptan a una nueva normalidad que se acompaña de dolor, fatiga y otras repercusiones físicas que les dejaron los tratamientos de quimioterapia y radioterapia. El 55 por ciento de los pacientes sufre discriminación social y 30 por ciento laboral. Un 60 por ciento de ellos comparten un miedo recurrente: que el cáncer regrese.
 
El principal factor de riesgo de padecer cáncer es haber estado enfermo de cáncer. Las personas que lograron salir de esta enfermedad son llamados supervivientes y su principal temor es que el cáncer regrese a sus vidas, pero un 60 por ciento de ellos no lleva una vida saludable, un 15 por ciento fuma y 80 por ciento tiene sobre peso. 
 
Laura Suchil es Jefe de Vinculación Institucional del Instituto Nacional de Cancerología (INCAN) y responsable del Primer registro de supervivientes de cáncer en el país, a un año de iniciado el este censo, comparte con sumédico.com los detalles la investigación.
 
“Hasta el momento se cuenta con el registro de mil supervivientes que se inscribieron de forma voluntaria, el 83 por ciento son mujeres y el 17 por ciento hombres, simplemente porque las mujeres son mas participativas. Pertenecen a 30 entidades el país y provienen de todo el sector salud e incluso de hospitales privados, están representados los 40 tipos de cáncer más comunes, un 60 por ciento de ellos fue diagnosticado en la etapa dos o tres de la enfermedad”, dice.
 
El registro explora tres ámbitos: los aspectos físicos como consecuencia de la toxicidad a largo plazo, los aspectos emocionales y los sociales. El promedio de edad de los supervivientes es de 50 años y la mayoría de ellos con más de tres años de haber salido de la enfermedad.
 
En los aspectos físicos, dice la doctora, el 90 por ciento tiene una secuela derivada del tratamiento. “Casi todos sienten dolor en diferentes partes del cuerpo, sobre todo en articulaciones y huesos, tienen fatiga, gastritis, algunos tienen padecimientos dermatológicos”.
 
“En los aspectos emocionales y psicosociales el registro descubre que el 60 por ciento de los supervivientes tiene miedo a una recaída”.
 
La doctora agrega que en este punto es importante que el INCAN brinde más información para el control de ese miedo, para que los pacientes puedan identificar si están recayendo, pero al mismo tiempo debemos promover que no dejen de visitar puntualmente a sus médicos.
 
Asegura que a los supervivientes les cuesta incorporarse a un estilo de vida más saludable, “todavía tenemos un 15 por ciento de supervivientes que fuma, un 60 por ciento que ingiere bebidas alcohólicas, un 80 por ciento con sobre peso, un 40 por ciento lleva una dieta poco saludable y un 60 por ciento no hace ejercicio”.
 
En los aspectos sociales, dice, a un 30 por ciento le ha costado trabajo regresar al mercado laboral, porque hay un estigma con las personas que padecieron cáncer, “sabemos que una de sus grandes preocupaciones son los aspectos financieros”.
 
“El 55 por ciento se ha sentido discriminado, por ser un superviviente de cáncer, hay un desconocimiento de la sociedad sobre el cáncer y por eso los van segregando”.
 
Un registro, voz de los pacientes
 
“Por eso queríamos hacer el registro, queríamos voces individuales que nos ayudarán a planear mejor los programas de salud e impactar en las políticas públicas de salud, porque los supervivientes son nuestro gran logro y si tienen 50 años en promedio, tendrán que vivir 20 o 25 años más y es entonces parte de nuestra responsabilidad que los servicios de salud los apoyen.
 
El registro nos permite, dice, conocer como instituto que pasa con los pacientes dados de alta. Tenemos seis mil casos nuevos al año, pero tenemos unos 20 mil que han salido de la enfermedad, pero no sabemos si recayeron y si se atienden en otro lado, a algunos los tenemos en control, muchos sienten que están curados y ya no regresan.
 
De esos 6 mil pacientes que el INCAN recibe al año, un 90 por ciento se cura si llega en etapa dos o tres de la enfermedad, un 50 por ciento si se atienden en etapa cuatro y un 10 por ciento si presenta metástasis.
 
“El registro es una iniciativa del INCAN para tratar de dar voz a los pacientes que han pasado por un tratamiento exitoso. Queremos crear esta comunidad para las personas que se han curado, queremos saber cómo están, qué necesitan, qué tenemos que hacer por ellos, durante mucho tiempo nos hemos enfocado en la prevención y el tratamiento y habíamos dejado de lado a este grupo de personas que ahora tienen otras necesidades”.
 
Dice que lograr un registro como el de Estados Unidos donde hay 12 millones de supervivientes llevará tiempo, pero “es muy importante tenerlo y hacerlo crecer”.
 
El propósito es crear una comunidad que se conozca, que se identifique y que podamos crear una política de salud al respecto, además de que los supervivientes sepan que no están solos, que esa fatiga y ese miedo lo sienten todos.

 A partir del año pasado, cada 17 de julio se conmemorará el Día Nacional del Superviviente de Cáncer.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *