CARGANDO

Escribe para buscar

Menos materia gris por ver pornografía

Sin categoría

Menos materia gris por ver pornografía

Compartir

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Max Planck para el Desarrollo Humano de Berlín, los hombres que se pasan la vida viendo pornografía por internet ven atrofiado su cerebro porque generan menos materia gris y registran una reducción de la actividad cerebral.

 
La investigación se publicó en la revista de la Asociación Médica Estadounidense y los científicos describen en el artículo que se encontró un vínculo entre la costumbre de ver pornografía varias horas a la semana y el volumen de la materia gris en el lóbulo derecho del cerebro y en la actividad de la corteza cerebral.
 
“Estos efectos podrían incluir cambios en la plasticidad neuronal por una intensa estimulación del centro de placer”, explican.
 
El estudio es resultado del análisis de las tomografías de 64 hombres de entre 21 y 45 años que veían pornografía, en promedio, cuatro horas a la semana.
 
La tomografía se hizo mientras los participantes veían videos pornográficos y los compararon con su reacción al ver imágenes de personas haciendo ejercicio.
 
Se dieron cuenta que en el mayor número de casos, cuanta más pornografía veía una persona, más se deterioraban sus conexiones neuronales entre el cuerpo estriado de su cerebro y la corteza cerebral, que es la zona encargada de la toma de decisiones, el comportamiento y la motivación.
 
Los investigadores llamaron a esta reacción como Porn Brain (cerebro pornográfico), sin embargo, el estudio no se ha completado porque falta determinar la relación causa-efecto, lo que significa que se tiene que comprobar que la menor cantidad de materia gris es causada por el consumo de porno y no se debe a que las personas con estas características cerebrales son más propensos a ver material pornográfico en la red.
 
El especialista español Efiegnio Amezúa, codirector del Master de Sexualidad de la Universidad de Alcalá de Henares, señala en entrevista con el periódico El País que le da validez al resultado del estudio dado el renombre del instituto que lo realizó.
 
“El exceso de consumo, pero sea de porno o delante de la televisión viendo fútbol, está constatado que produce pasividad. Y eso es lo mismo que decir que la actividad cerebral no está activa. Me parece coherente y consecuente aunque cuatro horas semanales no es un índice de consumo grande”.
 
Explica Amezúa que es posible que la pornografía inhiba más la capacidad cerebral por el hecho de que es un material que atrae más que otro contenido. (Con información de elpais.es)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *