CARGANDO

Escribe para buscar

Mamografías, a partir de los 40 años

Cáncer

Mamografías, a partir de los 40 años

Compartir

Las mujeres después de los 40 años deben hablar con sus médicos y decidir por ellas mismas si necesitan o no mamografías periódicas para detectar el cáncer de mama antes de los 50 años. 

 
De acuerdo con el borrador de lineamientos federales de salud de los Estados Unidos, la intención es buscar mamografías para detectar cáncer de mama cada dos años para las mujeres de entre 50 y 74 años de edad; sin embargo, esas recomendaciones aún se contraponen con lo dicho por la Sociedad Americana contra el Cáncer y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, grupos que recomiendan revisiones anuales a partir de los 40 años.
 
En la actualización de la propuesta, la comisión enfatizó que las mujeres deben tomar la decisión de realizarse o no una mamografía cada dos años después de hablar sobre los factores de riesgo individuales con sus médicos.
 
Kirsten Bibbins-Domingo, vicepresidente de la comisión, añadió que eso podría significar que las compañías de seguros tendrán que empezar a pagar por la detección para mujeres de esta edad, aunque no estuviera explícitamente recomendado.
 
La Comisión de Servicios de Prevención de los Estados Unidos es un panel independiente de expertos nacionales voluntarios, quienes revisan evidencia científica y hacen recomendaciones con procedimientos para cuidar la salud y medicina preventiva. En 2009 enfrentó críticas al elevar la edad recomendada para realizarse mamografías periódicas a 50 años.
 
La experta destacó que el daño más común de un mamografía innecesario es un examen de falso positivo, indicando que hay cáncer cuando no lo hay  y las mujeres que reciben un falso positivo tienen que pasar por pruebas adicionales y procedimientos, además de soportar la ansiedad hasta que el cáncer sea descartado.
 
Pero el daño más grave es cuando una mamografía revela un tipo de cáncer de mama que podría no haber amenazado la salud de una mujer durante su vida, quienes sufren una cirugía y terapia contra el cáncer que puede disminuir su calidad de vida, sin añadir años extra a su vida, mencionó.
 
Explicó que después de los 35 años, el riesgo de cáncer de mama sube cada año hasta cumplir los 60, por lo que después de los 40 el beneficio de la detección comienza a ser más grande que los riesgos relacionados con las revisiones y los beneficios de una mamografía también incrementan con la edad. 
 
Agregó que las pruebas periódicas de detención pueden prevenir cuatro muertes por cada 10 mil mujeres de entre 40 y 50 años de edad; ocho por cada 10 mil mujeres en sus 50; y 21 por cada 10 mil de 60 a 70 (Con información de Medline Plus).

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *