México pierde riqueza alimentaria

Disminuye consumo de maíz nixtamalizado y frijoles, se incrementa el de product...

26/04/2012 2:59
AA

Las condiciones de alimentación, nutrición y salud no son satisfactorias en México a pesar de que el país tiene una riqueza excepcional en productos con valor alimentario. Desafortunadamente existen cambios sociales y nuevas formas de consumo que están provocando que el país pierda aceleradamente esta riqueza alimentaria, afirmó este 26 de abril el doctor Héctor Bourges Rodríguez, director de Nutrición del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ).

El investigador y ex editor de la revista Cuadernos de Nutrición presentó un diagnóstico de los retos de México en materia de alimentación, nutrición y salud, durante el XVI aniversario de la Fundación DIANUI y coincidiendo con el Día Mundial de la Nutrición Infantil, este jueves 26 de abril.

“Al perderse las tradiciones en la alimentación la sociedad también pierde capacidad para tomar decisiones alimentarias correctas”, indicó el médico egresado de la UNAM y especializado en nutrición en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT por sus siglas en inglés).

“En México ya hay disminución en el consumo de maíz nixtamalizado y de frijol, pero en contraste hay un incremento en el consumo de productos ricos en grasas, provocando que el mexicano coma tres veces más de este tipo de productos que la recomendación mundial. Y en el caso del sodio, presente en la sal, también vemos que los mexicanos estamos consumiendo aproximadamente 9 gramos de sodio, cuando la recomendación mundial es de 2 gramos”, explicó ante los miembros de la Fundación DIANUI, que reunió a representantes de universidades, industrias de los alimentos y organizaciones civiles para celebrar este aniversario.

El médico dijo que aunque las personas hoy tienen muchísima más información sobre diferentes alimentos, sus propiedades y ventajas, en realidad continúa la confusión y desinformación porque muchos de estos datos circulan sin explicaciones adecuadas o fuera de contextos. Con tanta información, pero sin poder distinguir entre una y otra, los individuos pierden autonomía alimentaria, dijo el doctor Bourges.

Ajustes recomendados

La Fundación DIANUI realizó un ciclo de conferencias para celebrar su aniversario pero también para escuchar las propuestas de los diferentes partidos políticos de cara a las próximas elecciones federales y cambio de gobierno y Congreso.

Alejandro Chávez, fundador y presidente de la Fundación, explicó que este congreso reunió a industriales, científicos y organizaciones sociales partiendo del principio de que el problema de la nutrición no es sólo biológico, sino social, económico y político.

“Este encuentro pretende servir para elaborar un documento, que entregaremos en junio a los candidatos a la presidencia de la República, con las recomendaciones de la industria, la academia y la sociedad civil para una política de nutrición para el país. Nosotros pensamos que en el tema de mejorar la nutrición de los mexicanos es un tema de síntesis y de convergencia de diferentes puntos de vista”, dijo Alejandro Chávez.

La primera conferencia magistral del encuentro fue la del doctor Bourges, quien reconoció que en México combatimos todavía la desnutrición infantil y la anemia, al mismo tiempo que hay que combatir la obesidad, la diabetes y la hipertensión, como ejemplos de enfermedades crónicas vinculadas con la alimentación.

Dijo que no hay que perder nunca de vista que las enfermedades metabólicas tienen un doble impacto porque por un lado provocan mucho sufrimiento humano, individual, pero además implican freno al desarrollo de un país porque afectan a personas en edad productiva y tienen altos costos para los sistemas públicos de salud, lo que es pagado por los impuestos de los ciudadanos.

“Yo creo que hay varios ejes de acción para poder modificar este panorama. En primer lugar yo sugiero que se realicen campañas de orientación alimentaria, que no es lo mismo que publicidad, se trataría de difundir mensajes bien pensados sobre el valor de muchos alimentos. También hay que rescatar los recursos y prácticas de la cocina mexicana con valor alimentario; hay que trabajar en las cadenas de producción, distribución y comercialización de alimentos, y hay que discutir seriamente, en relación con la mercadotecnia, qué productos se pueden anunciar y cuáles no”, añadió.

El doctor Bourges terminó diciendo que desde octubre de 2011 el derecho a la alimentación saludable está contenido en la constitución, aunque esto ocurrió 40 años de que fue propuesto, por primera vez, por el fundador del instituto donde trabaja el doctor Bourges, en referencia al doctor Salvador Zubirán, quien hizo esta propuesta al Senado, hace cuatro décadas, cuando recibió la medalla Belisario Domínguez. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: