CARGANDO

Escribe para buscar

Más sal, más riesgo de hipertensión

Corazón

Más sal, más riesgo de hipertensión

Compartir

Un nuevo estudió comprobó que en efecto el abuso en el consumo de la sal provoca hipertensión, porque luego de varios años de estar exponiendo al cuerpo humano a grandes cantidades de este sazonador, los vasos sanguíneos se dilatan, ocasionando el aumento en la presión arterial.

El estudio publicado en Circulation, por investigadores del Hospital Brigham y de Mujeres de la Harvard Medical School, Boston (EE.UU.), no han evaluado la relación de causa efecto, pero por el hallazgo vasodilatador, afirmó que dieta rica en sal está íntimamente ligada a la hipertensión arterial, señala John Forman, autor principal del estudio.

El científico añadió que incluso desde antes, la American Heart Association y otras organizaciones profesionales ya habían recomendado dietas bajas en sal para prevenir la hipertensión.

De acuerdo con datos de la OMS, lo recomendado es comer cinco gramos de sal al día, pero más del 80% de la población come más de lo que está considerado sano.

La misma organización ha indicado que reducir el consumo de sal en la dieta es una de las formas más sencillas y costo-efectivas para reducir la prevalencia de enfermedades cardiovasculares y por ello es una de las prioridades en salud pública.

La OMS estima que aproximadamente el 62% de las enfermedades cerebro-vasculares y el 49% de la enfermedad isquémica cardiaca es atribuible a la presión arterial elevada (definida por cifras de presión arterial superiores a 140/90 mmHg).

Según los investigadores, se ha comprobado tanto en personas como en animales de laboratorio que un consumo excesivo de sal causa aumentos en la presión arterial además que otros ensayos clínicos relacionaron a este producto con la probabilidad de sufrir infarto cardíaco e isquemia cerebral.

Para el presente estudio, los científicos evaluaron la ingesta de sal en cinco mil 556 individuos y acorde a su nivel de ingesta relacionaron su concentración a nivel sanguíneo de ácido úrico y albúmina en la orina, que son marcadores para identificar si hay daños en los vasos sanguíneos.

Los investigadores tomaron estas mediciones a lo largo de seis años y medio y en ese periodo 878 de los participantes desarrollaron hipertensión.

Uno de los problemas del consumo excesivo de sal, es que muchas veces el consumidor desconoce cuanta sal está consumiendo debido a que en los productos industrializados no se sabe cuánta sal contienen, y esa sal oculta representa entre el 70 y 75% de la sal consumida por las personas.

Por ello, el esfuerzo de las autoridades debe coordinarse con la industria alimentaria, para reducir el contenido en sal de los alimentos procesados, como se hizo con el pan de panadería. (Con información de 20 minutos)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *