CARGANDO

Escribe para buscar

Médico asegura haber encontrado el Punto G

Sin categoría

Médico asegura haber encontrado el Punto G

Compartir
El Punto G de la mujer ha sido localizado, asegura, Adam Ostrzenski, del Instituto de Ginecología de St. Petersburg, Florida, ginecólogo estadounidense, el cual hizo una disección de la pared interior de la vagina del cadáver de una mujer de 83 años de edad.
 
Según el descubrimiento de Ostrzenski, el Punto G es una cavidad localizada en la parte posterior de la membrana perineal, a 16.5 milímetros de la parte superior del orificio de uretra, con un ángulo de 35 grados con la parte lateral de la misma.
 
Las medidas del Punto G localizado en el cadáver eran de 8.1 milímetros de largo, con un ancho variable entre 3.6 milímetros y 1.5 milímetros, y una altura de 0.4 milímetros.
 
“Este estudio confirma la existencia anatómica del punto G, lo cual puede conducir a una mejor comprensión y mejora de la función sexual femenina”, aseveró Ostrzenski.
 
La primera vez que se escuchó hablar del Punto G, fue en 1950, gracias al ginecólogo alemán Ernst Graefenberg, quien aseguraba que se trataba de un punto muy sensible ubicado en la vagina, el cual con la estimulación precisa otorga placer, excitación y un potente orgasmo.
 
No obstante, hay quienes aseguran que el Punto G no existe, es sólo un mito, o bien que se trata de algo subjetivo. 
 
Respecto a la teoría de Ostrzenski, la investigadora sexual Debby Herbenick en la revista digital Daily Beast, señaló que se trata de “un estudio de caso relativo a la disección del cuerpo de una mujer cuyas experiencias sexuales desconocemos”. 
 
En 2008, un estudio italiano concluyó que, anatómicamente, el sitio sí existe, pero no todas las mujeres lo tienen, y aún se debate sobre si se trata de una región nueva o una extensión del clítoris. 
 
Finalmente, Herbenick aseguró que, en todo caso, el nuevo hallazgo añade muy poco a la materia, ya que “no sabemos cuántas mujeres (en caso de haya alguna) tienen estructuras similares. Y ciertamente no sabemos si la estructura tiene algo que ver con la estimulación del punto G, el placer sexual, las sensaciones eróticas o el orgasmo”. (Con información de La Jornada)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *