Los niños también son perfeccionistas

Esta característica de la personalidad puede ser sana o provocar algunas altera...

16/04/2012 5:39
AA

¿Te gusta que todo quede perfecto?, los adultos no son los únicos que buscamos la excelencia en todo lo que hacen, algunos niños reaccionan de igual manera y al no obtener el resultado deseado pueden sufrir frustración, que puede derivar en sentimientos de culpa y fracaso, baja autoestima y la necesidad de ser queridos y aceptados.

Los niños que buscan el perfeccionismo pueden experimentar ansiedad por llegar a tiempo a la escuela, una seriedad excesiva y corrección en el trato hacia los demás, inusual para su edad, también se enojan mucho si cometen un error al jugar o pintar.

Aunque es un fenómeno poco estudiado, el organismo español Consumer refiere que la exigencia por hacer todo perfecto puede ser sana o provocar alteraciones.

Los niños perfeccionistas sanos se proponen metas elevadas pero razonables y aquellos que manifiestan rabia por no cumplir sus expectativas lo que los hace ser hostiles y críticos.

 Los niños que buscan hacer todo sin cometer errores se reconocen por: 

  • Grado de enojo. Se debe analizar si el niño siente rabia al hacer una tarea muy bien, pero no de forma perfecta.
  • Inseguridad. Su miedo a equivocarse los lleva a no intentar hacer actividades nuevas, sólo las que tienen controladas.
  • Ansiedad. Al intentar hacer todo bien, genera mucha preocupación.
  • Opinión de otros. Se fijan mucho en lo que piensan los demás de ellos, en especial los padres, los compañeros de clase y los profesores.
  • Autocríticos en exceso. A pesar de que obtener un excelente resultado académico, siempre piensan que lo podrían haber hecho mejor.

Los especialistas señalan que hay formas concretas de ayudar a un niño que se está dañando al intentar hacer todo perfecto: animarlos aunque no hayan logrado el resultado esperado y entender su sufrimiento cuando sienten rabia por no hacer una tarea sin error.

También es necesario hacerles entender que no deben enojarse y cuando estén tranquilos después de la rabieta, explicarles por qué no aspirar a ser perfectos. (Con informacion de 20minutos.es) 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: