LOADING

Type to search

Los niños también son perfeccionistas

ninos

Los niños también son perfeccionistas

Share

¿Te gusta que todo quede perfecto?, los adultos no son los únicos que buscamos la excelencia en todo lo que hacen, algunos niños reaccionan de igual manera y al no obtener el resultado deseado pueden sufrir frustración, que puede derivar en sentimientos de culpa y fracaso, baja autoestima y la necesidad de ser queridos y aceptados.

Los niños que buscan el perfeccionismo pueden experimentar ansiedad por llegar a tiempo a la escuela, una seriedad excesiva y corrección en el trato hacia los demás, inusual para su edad, también se enojan mucho si cometen un error al jugar o pintar.

Aunque es un fenómeno poco estudiado, el organismo español Consumer refiere que la exigencia por hacer todo perfecto puede ser sana o provocar alteraciones.

Los niños perfeccionistas sanos se proponen metas elevadas pero razonables y aquellos que manifiestan rabia por no cumplir sus expectativas lo que los hace ser hostiles y críticos.

 Los niños que buscan hacer todo sin cometer errores se reconocen por: 

  • Grado de enojo. Se debe analizar si el niño siente rabia al hacer una tarea muy bien, pero no de forma perfecta.
  • Inseguridad. Su miedo a equivocarse los lleva a no intentar hacer actividades nuevas, sólo las que tienen controladas.
  • Ansiedad. Al intentar hacer todo bien, genera mucha preocupación.
  • Opinión de otros. Se fijan mucho en lo que piensan los demás de ellos, en especial los padres, los compañeros de clase y los profesores.
  • Autocríticos en exceso. A pesar de que obtener un excelente resultado académico, siempre piensan que lo podrían haber hecho mejor.

Los especialistas señalan que hay formas concretas de ayudar a un niño que se está dañando al intentar hacer todo perfecto: animarlos aunque no hayan logrado el resultado esperado y entender su sufrimiento cuando sienten rabia por no hacer una tarea sin error.

También es necesario hacerles entender que no deben enojarse y cuando estén tranquilos después de la rabieta, explicarles por qué no aspirar a ser perfectos. (Con informacion de 20minutos.es) 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *