CARGANDO

Escribe para buscar

Los estigmas de las personas con obesidad

Familia

Los estigmas de las personas con obesidad

Compartir

Las personas con obesidad se enfrentan constantemente a las burlas o discriminación debido a los estereotipos negativos en torno a la enfermedad, ya que se considera que la persona es culpable de su condición física.

Ante esto, la doctora Verónica Vázquez Velázquez, con maestría en psicología, indicó durante el taller “Replanteando la obesidad” que es importante eliminar estos estigmas, pues afecta la calidad de vida de quienes padecen la enfermedad.

“Cada uno de nuestros pacientes tiene una obesidad diferente  y llegaron a ese peso desde caminos diferentes, pero lo importante es definir lo que provocó ese aumento de peso, pues interfieren diversos factores genéticos y ambientales”, señaló.

La especialista señaló que es importante considerar estos factores porque todos los genotipos conductores y psicológicos, son susceptibles de modificación, lo que ayuda a combatir la enfermedad.

“Debemos transmitir a los pacientes esa esperanza de que se puede cambiar, pero hay que reconocer todo lo que involucra la conducta y los factores psicológicos para ver que podemos modificar”, indicó.

Asimismo, mencionó que quienes tienen obesidad, suelen tener diferentes psicopatologías como son: depresión, ansiedad, abuso de sustancias, trastornos de personalidad, atracones, comer nocturno y trastorno por déficit de atención, y aunque ocurren en hombres y mujeres, en ellas suelen ser más comunes debido a la presión social que existe.

Añadió que tener obesidad en la adolescencia, incrementa el riesgo de padecer alguno de estos padecimientos, principalmente la depresión, lo que puede generar mayor preocupación por la muerte así como pensamientos suicidas aunque no se lleven a cabo.

“La depresión en las personas con obesidad es más extensa, más severa y se es cinco veces más propenso a sobrealimentarse y subir de peso durante el período de la depresión”, explicó

De igual manera dijo que el estrés agudo psicológico  provoca además de depresión, ansiedad lo que provoca que las personas coman sin hambre y de manera desinhibida.

La obesidad en la sociedad

Sobre la manera en que la sociedad trata la obesidad, la especialista mencionó que  se utilizan muchos adjetivos negativos, los cuales repercuten en la calidad de vida tanto personal como familiar o de pareja.

“Se sabe que las personas con obesidad pueden ser menos aceptadas en colegios o empleos, pueden tener más dificultades para encontrar un trabajo o mantenerlo debido a las enfermedades derivadas de la obesidad. También puede haber dificultades en las relaciones interpersonales, en la vida sexual e inestabilidad de pareja”, señaló.

Ahondó que los principales calificativos que las personas dan a quienes tienen obesidad son los siguientes:

  • Menos atractivos
  • No tienen autodisciplina
  • Son perezosos
  • Son poco populares
  • Son menos inteligentes
  • Casi no son trabajadores
  • No son exitosos

Para revertir esto, la especialista indicó que es necesario hacer cambios, partiendo desde la parte médica, pues es ahí donde los prejuicios  suelen comenzar.

“Se supone que los médicos podrían entender un poco más de la enfermedad porque tienen los mecanismos y conocimientos; sin embargo, estudios han encontrado que el 97% de los doctores, juzgan a los pacientes de igual manera, como perezosos, torpes o desagradables”.

Uno de los problemas de esto, es que los médicos no saben cómo comunicar a los pacientes que tiene obesidad, ya que consideran que la persona ya lo sabe o que no hará nada ante las indicaciones que se le digan.

Cómo tratar la obesidad

Subrayó que para tratar tanto la obesidad como otros problemas ganados por ella, es necesario individualizar la atención, pues no se puede dar el mismo tratamiento a todos los pacientes, aunque tengan el mismo índice de masa corporal.

Por último, recalcó que es importante acudir con especialistas y evitar los productos “milagro”, porque estos solo ponen en riego la salud del paciente.

“Lo que ofrecen estos productos es rápida pérdida de peso sin dieta, ejercicios y sin rebotes, por lo que la gente ante su desesperación los utiliza, pero pueden ponerlos en riesgo. Alguien serio, no juega con las necesidades de las personas”, concluyó.

 

Tags:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *