CARGANDO

Escribe para buscar

Logran frenar cáncer de mama agresivo

Cáncer

Logran frenar cáncer de mama agresivo

Compartir

Científicos españoles y estadunidenses lograron frenar, durante seis meses, la progresión de uno de los tipos más agresivos de cáncer de mama, que además se dispersa rápidamente a otras zonas del cuerpo, conocido como cáncer de mama metastásico HER 2 positivo. Este cáncer afecta a una de cada cuatro pacientes con problemas oncológicos en el pecho o senos.

Lograr este freno en la acelerada progresión del cáncer se considera un logro terapéutico porque además de prolongar el tiempo y calidad de vida de las mujeres afectadas por este cáncer, aumentó en 10% el porcentaje de pacientes que respondían favorablemente al tratamiento, según reportó el equipo español, encabezado por el doctor José Baselga, en la revista médica más prestigiada del mundo The New England Journal of Medicine.

Dos medicamentos que se conocían por separado fueron usados de manera combinada para este tratamiento: Trastuzumab y Pertuzumab. Estas dos moléculas son parte de un grupo que se conoce como medicamentos blanco, es decir que entran al cuerpo humano y buscan específicamente una molécula a la cual “apagar” o “encender”. Las dos medicinas que se usaron viajan al lugar donde están las células cancerosas tipo HER 2 y “apagan” una de sus funciones que es la de crecimiento rápido y descontrolado.

El estudio con el que llegaron a estos resultados llevó por nombre estudio CLEOPATRA y en él participaron investigadores del Hospital General y Centro de Cáncer de Massachusetts, Estados Unidos, y el Instituto de Oncología Valle del Hebrón, de Cataluña, España.

Para esta investigación se estudiaron 800 mujeres con cáncer de seno metastásico tipo HER 2. La mitad recibió el tratamiento estándar, principalmente usando Trastuzumab, vía intravenosa, mientras que la otra mitad recibió la combinación Trastuzumab más Pertuzumab. Ambos medicamentos terminan su nombre con las letras “zumab” porque con ellas los farmacéuticos aclaran que el medicamento es de un tipo llamado anticuerpos monoclonales.

El grupo que usó la terapia combinada pudo frenar la progresión del este agresivo cáncer de mama durante un promedio de seis meses, en comparación con el tratamiento estándar.

“Para muchas personas decir que se alarga seis meses la vida del paciente suena como un horizonte temporal muy corto, pero para las mujeres que tienen este tipo de cáncer y para sus familias, seis meses sin progresión del cáncer y sin que tengan que ser sometidas a otros tratamientos más agresivos o que alteran negativamente su calidad de vida, esta es una muy buena noticia”, dijo a SUMEDICO el oncólogo español José Manuel López Vega, del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander, España.

El doctor López Vega realizó una breve visita a México para explicar los avances en el conocimiento del cáncer se mama tipo HER 2 positivo, así como los nuevos hallazgos en cuanto a posibles terapias.

Tres cánceres de mama

Existen tres grandes tipos de cáncer de mama: el luminal (50% de los casos), el basal (25% de los casos) y el llamado HER 2 positivo (25% de los casos). Cada uno de estos cánceres requiere un manejo diferente, pero los oncólogos coinciden en que el cáncer tipo HER 2 positivo es agresivo y de evolución impredecible.

Según la explicación del doctor López Vega, la diferencia entre los tres tipos de cáncer de mama radica en que el cáncer luminal se presenta y crece por una relación muy estrecha con las hormonas; el cáncer HER 2 positivo se presenta cuando una proteína llamada HER 2 activa los procesos de multiplicación rápida de las células de seno al recibir una señal desde el recubrimiento de la célula. Por último, los cánceres conocidos como basales, no están influidos por las hormonas ni por la proteína HER 2, sino que dependen de mecanismos bioquímicos que aún se estudian.

“Los nuevos medicamentos, como los que se usaron en el estudio CLEOPATRA y en otro estudio clínico reciente llamado HannaH son medicamentos que tienen muy baja toxicidad porque no afectan a células de cuerpo que no sean las del tumor. Yo les digo a mis pacientes que estas medicinas son como si se pusieran una vacuna, pero en este caso se trata de una vacuna que bloquea la acción de la proteína HER2 para detener sus señales de multiplicación”, dijo el médico que también es miembro del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM).

El médico español dijo que estos avances mejoran la expectativa de vida de las mujeres con cáncer pero insistió en que en países como México es muy importante reforzar las acciones de diagnóstico temprano, principalmente recomendando la realización de exámenes de mamografías en todas las mujeres de entre 40 y 75 años.

“La información que tenemos de México es que se detectan alrededor de 50 mil o 60 mil nuevos casos de cáncer de seno cada año, mientras que en España se detectan 16 mil nuevos casos al año. El problema más grave para México no sólo es el número sino que las pacientes están llegando a tratamiento cuando su cáncer está muy avanzado o ha creado metástasis, invadiendo ganglios de la axila, hueso, hígado o pulmón. Esto podría evitarse con más diagnóstico temprano porque los equipos actuales de mamografías nos permiten detectar tumores incluso de medio centímetro, que no podrían ser detectados por el tacto”, subrayó.

En este momento no existe un tratamiento que asegure la eliminación total de un cáncer de mama tipo HER 2 positivo con metástasis. Existen diferentes modos de abordar el problema, combinando terapias biológicas y quimioterapias, pero cada caso debe ser abordado de manera individual, para decidir qué estrategia puede darle a la paciente mayor esperanza y calidad de vida. 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *