CARGANDO

Escribe para buscar

¿Juegos Olímpicos podrían fomentar obesidad?

obesidad

¿Juegos Olímpicos podrían fomentar obesidad?

Compartir

Algunos piensan que si se permite que durante los Juegos Olímpicos se anuncie comida chatarra, podrían ser parcialmente culpables de la obesidad del mundo por los mensajes subliminales que este tipo de publicidad podría emitir.

Por ello es que una nueva iniciativa inglesa ha pedido prohibir este tipo de publicidad durante los juegos, pues de acuerdo con investigadores de la Academy of Medical Royal Colleges, el efecto de esta publicidad es especialmente nocivo.

De acuerdo con lo que asegura la profesora Nilli Lavie, del Instituto de Neurociencia Cognitiva, es que “cuando vemos los Juegos Olímpicos, o cualquier otra competición, nuestra mente está atenta a lo que sucede en el juego, sin embargo, al mismo tiempo, es bombardeada por todos los anuncios que aparecen detrás, los cuales tienen un impacto subliminal importante”.

Y añade que “mientras más se cuela la imagen de una marca en nuestro subconsciente, más propensos seremos a elegirla de manera automática”.

Pero esto no es todo, sino que la forma en la que lo reconoce el cerebro al conjuntarla entiende que al consumir comida chatarra logrará un éxito deportivo, por ello es que el profesor Terence Stephenson, del Colegio Real de Pediatría, dice que “cuando la mente percibe la imagen de un deportista y luego se le lanza un anuncio sobre comida rápida, la mente asocia estas imágenes y sus significados. Este efecto, conocido como priming, provocaría que la gente percibiera la comida rápida con un halo positivo”.

“La gente sabe bien qué debe comer y qué debería evitar, sin embargo, la publicidad dificulta que las personas lleven a cabo cambios efectivos para cuidar su salud”, explica el profesor Stephenson. “Lo que buscamos al prohibir o al menos reducir la publicidad es evitar el efecto que ésta tiene sobre la gente, y así facilitar un cambio de hábitos que tendría un gran beneficio para la salud pública”.

Y todo esto bajo el contexto de que alrededor del 25% de los adultos ingleses son obesos, mientras que en estados unidos afecta al 35% de la población adulta y a 17% de personas entre 2 y 19 años. (Con información de Univisión)

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *