CARGANDO

Escribe para buscar

Infecciones afectan anatomía del párpado

especiales

Infecciones afectan anatomía del párpado

Compartir

La principal consecuencia de no atender una enfermedad del párpado es de tipo estético, no llegan a afectar alguna cuestión física o funcional, dijo a SUMEDICO el doctor William Ramiro Centellas (*), oftalmólogo adscrito al Hospital de Ticomán.

“Las principales enfermedades que afectan los párpados son la ptosis palpebral, el orzuelo o la blefaritis marginal, problemas infecciosos y muy comunes en la consulta externa de los oftalmólogos”, indicó.

Según el especialista, estas infecciones comienzan afectando la anatomía del párpado, en donde se encuentran unas glándulas llamadas glándulas de Meibomio, las cuales se obstruyen por inflamación o infección.

“Esto produce una inflamación generalizada en el párpado, acompañada de dolor. Comúnmente la gente lo conoce como perrillas, pero se trata de un proceso agudo llamado orzuelo, el cual, enquistándose, dejando pasar un mes aproximadamente, se convierte en un problema llamado chalazión”, explicó el especialista.

El origen de estas infecciones tiene que ver con la ausencia de higiene, “por ejemplo cuando las personas se tallan los ojos con las manos sucias, pero también intervienen factores del medio ambiente como polvo y agua contaminada”, señaló el doctor.

En el caso de la Ptosis Palpebral, traducida como una caía del párpado, el doctor indicó que esto sucede en personas de la tercera edad, generando una limitación de la visión, ya que la caída del párpado obstruye el campo del eje óptico, o pupila.

“Infecciones como el orzuelo son tratadas generalmente con antibióticos de amplio espectro, dependiendo del proceso inflamatorio éstos deben combinarse con esteroides por dos semanas, aproximadamente; sin embargo también es posible acompañar el tratamiento con fomentos de agua tibia y masajes en el lugar de la lesión”, explicó.

Por otro lado, cuando el proceso inflamatorio se ha vuelto crónico, hasta convertirse en chalazión, el tratamiento debe ser quirúrgico, por medio de una cirugía menor que, inclusive, a decir del especialista, no es dolorosa.

“En este caso, algunos oftalmólogos practican la cirugía en la misma consulta externa, pero para cuidados generales, es preferible realizarla en un hospital, bajo normas que deben seguirse en cuando a procedimientos quirúrgicos”, señaló.

Finalmente, el especialista señaló que es muy importante tener una buena higiene en los ojos, para evitar este tipo de infecciones que, aunque no pueden llegar a afectar la visión o el funcionamiento del ojo, se convierten en un mal principalmente estético.

“Que el problema se vuelva crónico sólo produciría una protuberancia a nivel del párpado, que si bien no genera alteración física o funcional, sí afecta la estética del rostro, los pacientes ven una malformación que desean retirarse”, concluyó.

(*) Dr. William Ramiro Centellas
Oftalmólogo
Jefe de Servicios de Oftalmología del Hospital de Ticomán
dr.centellas@gmail.com 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *