Implantes electrónicos pueden ser hackeados

Desfibriladores para el corazón y bombas de insulina digitales podrían ser int...

10/04/2012 3:04
AA
Una programadora de software que debía utilizar un desfibrilador electrónico capaz de enviar un impulso eléctrico cuando su corazón se detenga, para controlar un problema de cardiomiopatía hipertrófica (tener un corazón grande), prefirió utilizar un desfibrilador antiguo que se comunica por vía magnética. 
 
Las razones de la abogada estriban en que se trata de programas computacionales no abiertos, los cuales pidió ver al fabricante antes de adquirir el desfibrilador, pero se le negaron, y determinó que, de acuerdo con su experiencia, es posible que dicho programa tenga defectos.
 
Karen Sandler, cuyo corazón tiene de 2 a 3 por ciento de probabilidades de detenerse al año, sumando riesgo mientras más tiempo pasa, vio confirmadas sus sospechas luego de que un análisis estadounidense sobre estos dispositivos revelara que son “vulnerables”.
 
No obstante, también se reveló que al mismo tiempo son esenciales para diversos tratamientos médicos, de acuerdo con Kevin Fu, de la Universidad de Massachusetts Amherst y profesor a cargo del informe, quien aseguró que “los implantes ayudan a los pacientes a llevar vidas más sanas y normales sin necesidad de revisiones constantes”.
 
Y explicó que muchas muertes que hubieran podido ser evitadas sucedieron porque el código informático de los dispositivos no fue revisado.
 
Otro problema que se vislumbra debido a la forma como se envía información de los dispositivos e implantes por vía inalámbrica, tal y como señaló Barnaby Jack, de la firma de seguridad McAfee, es que es posible hackearlos, ya que él mismo consiguió hacerlo con una bomba de insulina y tenía las posibilidades de modificar su funcionamiento.
 
Por otra parte, Panos Vardas, presidente de la sociedad europea de cardiología, asegura que no se tienen registros de ataques contra estos dispositivos, y que considera improbable que sean manipulados.
 
Mientras tanto, Jack asegura que si bien no hará públicos los resultados de sus investigaciones, si espera que este hallazgo sirva para mejorar los sistemas de seguridad de los dispositivos.
 
Por su parte, Kevin Fu, de la Universidad de Massachusetts Amherst y profesor a cargo del informe, reveló que “los dispositivos médicos están llegando a un punto en el que pueden darse problemas (…) Hay vulnerabilidades pero no hay amenazas perceptibles”. 
 
“Mi preocupación es que sólo trataremos de proteger estos sistemas cuando ocurra un incidente y preferiría que estos se traten de solucionar antes de que eso pase”, concluyó el profesor Fu. (Con información de BBC)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: