CARGANDO

Escribe para buscar

Idiomas, clave contra envejecimiento

especiales

Idiomas, clave contra envejecimiento

Compartir

Estudios realizados por neurocientíficos de la Universidad de California, San Diego, avalan la teoría de que hablar otro idioma es eficaz para detener el envejecimiento cerebral y prevenir enfermedades como el Alzheimer, por lo que es importante  hablar de las reservas mentales.

La “reserva cognitiva”, como le llaman los científicos, es una facultad que permite guardar riqueza mental que es la habilidad del cerebro para resistir el envejecimiento y ciertas enfermedades degenerativas que lo afectan.
 
Científicos aseguraron que después de analizar a personas adultas fallecidas, descubrieron que
había quienes tenían mayor resistencia a padecer Alzheimer que otros.
 
Los neurocientíficos, informaron que los sujetos cuyas habilidades eran menos afectadas por la enfermedad de Alzheimer eran aquellos con grandes cerebros y con un mayor número de neuronas, evidencias que sugieren que el hecho de mantener activo el cerebro había sido clave en mantener el tamaño del mismo.
 
Las investigaciones sobre el bilingüismo realizadas por Ellen Bialystok, de la Universidad de York, en Toronto, ha demostrado que hablar de más de un idioma demora el inicio de los síntomas de Alzheimer por un promedio de cinco años.
 
De este modo Bialystok afirma que la importancia del ejercicio mental que requiere el hecho de hablar varias lenguas: el recordar qué palabra pertenece a cada idioma, ayuda a las personas bilingües a aumentar sus reservas cognitivas.
 
Ventajas de aprender otro idioma
 Luego de realizar un estudio a adultos jóvenes de 32 años y personas de entre 46 y 65 año se encontró que las personas de mediana edad que eran músicos, y que habían pasado décadas perfeccionando su arte, superaron no sólo a sus pares no músicos, sino también a los músicos
más jóvenes, en calidad y rapidez de las respuestas.
 
El estudio publicado en un artículo de la revista Neurobiology of Aging, Nina Kraus y sus colegas de la Universidad de Northwestern, en Illinois concluyó que la actividad mental puede contrarrestar los efectos no sólo de enfermedades degenerativas del cerebro, sino también del envejecimiento normal de éste por el paso de los años.(Con información de univisión)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *