CARGANDO

Escribe para buscar

Hombre percibe colores a base de sonidos

especiales

Hombre percibe colores a base de sonidos

Compartir
Una enfermedad llamada acromatopsia, que no permite a las personas distinguir los colores más allá de una escala de negros, fue el puente que permitió al inglés Neil Harbisson convertirse en el primer ser humano catalogado como ciborg (palabra que viene del inglés cyborg y significa organismo cibernético). 
 
Harbisson, quien acudirá como invitado especial a la edición de Campus Party en Colombia, platica que dicha situación, la cual le fue diagnosticada hasta los once años de edad, le provocó muchos problemas en la escuela, porque “no puedes saber lo que es un color normal si nunca has visto uno”.
 
En Campus Party, Harbisson platicará cómo es vivir con el Eyeborg, un dispositivo que tiene en la cabeza y que funciona como un tercer ojo que lo ayuda a superar su condición, y que fue desarrollado por él y Adam Montandom, experto en cibernética.
 
Lo que Eyeborg consigue, basándose en una ley de Isaac Newton, que rezaba que entre colores y sonido no hay mucha diferencia (“tienen frecuencias en común”), es que Harbisson pueda percibir hasta 360 tonos de colores en base a sonidos. 
 
De acuerdo a su experiencia con este dispositivo, Harbisson señala que percibe el color azul con un tono agudo, y el rojo con un tono grave, mientras explica que el cuadro ‘El Grito’ de Edvard Munch o ‘La Gioconda’ de Leonardo da Vinci son “cuadros muy disonantes”.
 
“En cambio, obras con colores más puros, como las de Miró o Andy Warhol, suenan más armónicas”, abundó Harbisson. 
 
El Eyeborg ya es considerado como parte del cuerpo de Harbisson, después de que luchó porque pudiera aparecer en la fotografía de su nuevo pasaporte con el dispositivo en la cabeza. 
 
Tras este incidente, Harbisson instituyó la Fundación Ciborg, de la cual es el presidente, y que se dedica a defender los “derechos a usar la tecnología como parte del cuerpo. ¡Hay lugares públicos como cines, iglesias, centros comerciales y aeropuertos en donde se nos niega la entrada!”.
 
Además, Harbisson ha comenzado a estudiar el bachillerato artístico, aun siendo ajeno al color, al cual considera un dios “porque no lo ves pero sabes que está ahí”.
 
Así, Harbisson no plasma sus obras en un lienzo en blanco sino en un archivo MP3, ya que apunta las notas de cada color del cuadro, derivando en una composición musical. 
 
También se orienta a crear “un Eyeborg al revés, es decir, crear un sistema de visualización de sonidos, para que los sordos puedan ir a conciertos y ver los colores de la música”, y remató asegurando que por el simple hecho de traer en el bolsillo un aparato de alta tecnología estamos dando el primer paso para convertirnos en un ciborg. (Con información de El Tiempo)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *