CARGANDO

Escribe para buscar

Fabrice Muamba recibe alta tras infarto

Corazón

Fabrice Muamba recibe alta tras infarto

Compartir
El futbolista congolés de 24 años, Fabrice Muamba, del club Bolton Wanderers de la liga Premier inglesa, fue dado de alta tras un mes de estar internado por haber sufrido un infarto el 17 de marzo. 
 
Muamba se desplomó sobre el césped al minuto 41 del primer tiempo, en el encuentro ante el club Tottenham, por lo que fue trasladado al London Chest Hospital, en donde permaneció internado. 
 
Después de haber sido dado de alta, Muamba refirió que se encontraba muy contento de poder dejar el hospital, “y quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a todas las personas del London Chest Hospital que se han volcado con mi recuperación (…) Su dedicación, profesionalidad y experiencia es increíble, les estaré siempre en deuda. Quiero agradecer también a la gente que me ha enviado miles de mensajes de apoyo durante este tiempo”.
 
Los médicos consideraron que la recuperación de Muamba, que el 5 de abril ya caminaba por los pasillos del hospital, fue milagrosa. 
 
“Ahora que estoy fuera del hospital espero seguir con mi recuperación y pasar el tiempo con mi familia”, concluyó el jugador.
 
El alta médica de Muamba coincide con las declaraciones del profesor Jiri Dvorak, jefe médico de la FIFA y presidente de su Centro de Evaluación e Investigación Médica, quien explicó que el organismo rector del fútbol mundial estudiará los casos de futbolistas que han sufrido una parada cardíaca, declaraciones motivadas precisamente tras el incidente cardiaco del jugador congolés.
 
No obstante, Dvorak refirió que se encuentran trabajando en ese tema desde que en 2003 falleció el jugador africano Marc-Vivien Foe.
 
“En 2005, propusimos efectuar chequeos médicos completos a cada jugador antes de las competiciones y después. La FIFA impuso la obligatoriedad de dichas pruebas”, aseguró Dvorak.
 
Sin embargo, apenas el pasado sábado 14 de abril, el jugador Piermario Morosini, de 25 años y jugador la segunda división italiana (Serie B), se desplomó en el campo de juego, al grado de que los paramédicos tuvieron que utilizar desfibriladores para tratar de volverlo a la vida. 
 
La muerte de Morosini obligó a suspender la jornada completa de la liga de futbol italiana. 
 
“Desde que llegué, nunca dio señales de resucitar, ni en su respiración ni en los latidos del corazón. Cuando llegué, todo había detenido”, señaló uno de los médicos que atendió al jugador. (Con información de Milenio y Medio Tiempo)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *