CARGANDO

Escribe para buscar

Esencial no consumir bebidas azucaradas

obesidad

Esencial no consumir bebidas azucaradas

Compartir
Alrededor de 500 calorías diarias pueden eliminarse si se reduce el consumo de bebidas azucaradas y se aumenta la actividad física a 30 minutos al día, aseguró el doctor Carlos Aguilar Salinas, subjefe del Departamento de Endocrinología y Metabolismo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición.
 
El excesivo consumo de calorías y una notable reducción de actividad física han convertido a la obesidad en una epidemia mundial, lo cual se refleja, de acuerdo con las cifras proporcionadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en la diferencia entre México, donde la prevalencia de obesidad en adultos es de 1 a 3, y Japón y Corea, en donde es de 1 a 33; situación que afecta a más de una cuarta parte de la niñez nacional. 
 
De ahí que en 2006 se haya formado la International Chair on Cardiometabolic Risk (ICCR), un grupo de especialistas que se ha comprometido a investigar cuáles son las principales razones por las que las personas suben de peso dramáticamente, desarrollando enfermedades colaterales como diabetes, hipertensión, colesterol elevado y por ende problemas cardiovasculares
 
En ese sentido, el director ejecutivo de la ICCR, Jean-Claude Coubard, fue enfático al afirmar que uno de los principales factores que determinan el incremento de la obesidad, desde edades tempranas, es el consumo indiscriminado de bebidas azucaradas, el cual comienza en niños cuyas edades fluctúan entre 1 y 4 años.  
 
De acuerdo con Jean-Claude Coubard, “es importante que los niños aprendan a hidratarse saludablemente, porque las calorías extras se adquieren por los refrescos y jugos que consumen todos los días, y está demostrado que sustituyendo éstas por agua natural se reduce la prevalencia de diabetes hasta en un 7 por ciento”. 
 
El especialista señaló también que es necesario que se endurezcan las políticas contra la venta de refrescos, tal y como se ha hecho con los cigarros; y remarcó su comentario al presentar el incremento que tuvo la incidencia de diabetes del año 2000 al 2008, yendo de 51.2 a 73.6 por ciento. 
 
“Si se reduce la obesidad, se reducirá entonces la mortalidad por causas relativas a ésta en México”, sentenció. 
 
Por su parte, el doctor Aguilar Salinas señaló que la estrategia incluye también a las familias, ya que la obesidad no sólo depende de los alimentos que se consuman o la cantidad de bebidas azucaradas, sino responde a otra clase de factores que pueden ir de lo emocional a lo económico, y por supuesto a los hábitos alimenticios. 
 
El especialista refirió que los padres de familia son responsables del incremento de peso de sus hijos, “porque ellos deben poner el ejemplo, modificar también sus hábitos alimenticios, así como evitar que se utilicen golosinas como recompensas, establecer horarios de alimentación y fomentar la actividad física, y ofrecer soluciones saludables en general”. 
 
El especialista hizo hincapié en lo importante que es evitar ofrecer bebidas azucaradas a niños entre 1 y 4 años, ya que “pueden modificarse sus hábitos y preferencias, además de ser el inicio del desarrollo de enfermedades crónicas que pueden comenzar a afectarlos en su adolescencia”. 
 
En ese sentido, tanto el doctor Aguilar Salinas como Jean-Claude Coubard reconocieron que luchar contra el consumo de bebidas azucaradas es enfrentarse a un sinfín de intereses económicos y de poder, pero que con educación, tanto en las escuelas con en la familia, y sobre todo entre los padres y los maestros, es factible combatir esta epidemia. 
 
Finalmente, el doctor Aguilar Salinas señaló que para que el tratamiento contra la obesidad infantil tenga éxito, es necesario tomar en cuenta 5 puntos indispensables:
  1. Seguir un plan de alimentación para que el niño no suba más de peso 
  2. Promover crecimiento y madurez normales
  3. Organizar programas de ejercicio tanto en casa como en la escuela
  4. Resolver cualquier problema psicológico o emocional que tenga origen en casa
  5. Tratar enfermedades derivadas de la obesidad
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *