CARGANDO

Escribe para buscar

Elíptica, perfecta para quemar grasa

Sin categoría

Elíptica, perfecta para quemar grasa

Compartir

De acuerdo al doctor Miguel Ángel Peraita, director de Medicina Biológica y Antienvejecimiento y especialista en dieta y alimentación deportiva, una de las formas más eficaces para bajar de peso es crear un desequilibrio del consumo de calorías y del gasto diario de las mismas, es decir, no comer menos y hacer más ejercicio.

“Como les digo a los pacientes: debes hacer algo ‘malo’ en tu vida de forma habitual que obligue al organismo a especializarse en usar la grasa para defenderse de esa cosa mala´. Y esa cosa mala es el ejercicio”, señaló.
 
El especialista explicó que con el ejercicio, ponemos ponemos en marcha capacidades de nuestro cuerpo en un sentido determinado como para ganar fuerza, destreza o activar el metabolismo para la quema de grasas.
 
Indicó que lograr esto es fácil y breve de hacer. El problema, es que muchas personas consideran que para quemar la grasa es necesario hacer ejercicios suaves y muy prolongados por lo menos 20 minutos.
 
“Lo que queremos no es consumir más grasa solo durante el tiempo que nos ejercitemos, sino poner el motor en marcha de nuestro metabolismo durante el tiempo que necesitamos para recuperarnos. Además, con ese tipo de ejercicio (aeróbicos), la mayor parte de la grasa que se pierde es de cara, pecho y cintura, pero apenas de caderas y de muslos, donde hay muy pocos receptores para que la adrenalina mueve la grasa durante el estrés”, dijo.
 
Según el especialista, la mejor forma de ejercitarse es haciendo actividades de alta intensidad, pero de breve duración, y con descansos también breves.
 
Un aparato que ayuda a lograr el objetivo es la elíptica, la cual se debe utilizar de la siguiente manera.
 
Comenzar con movimientos lentos durante cinco minutos para calentar.
Aumentar la velocidad por otros cinco minutos e ir intercalando; un minuto lento y uno rápido acorde a nuestra condición física.
Terminar los últimos cinco minutos con velocidad lenta.
 
“De esta forma se pone en marcha lo que se conoce como EPOC (consumo de oxígeno post ejercicio), de manera que estaremos consumiendo más grasa de lo habitual durante las siguientes ocho a doce horas, y de todo el cuerpo, durante el periodo post ejercicio”, explicó.
 
Asimismo, mencionó que durante los cambios de velocidad, es importante que respiremos en varios tiempos para ventilar y coordinar mejor.
 
En relación a la alimentación, especificó que es necesario disminuir las harinas y productos con azucares como los refrescos, aunque sean “light“.
 
“Conviene recordar que nos engorda más lo que bebemos que lo que comemos (una dieta correcta, pero con dos tres refrescos, incluso light y un zumo, no nos servirá), salvo en los momentos en los que hacemos ejercicio”, concluyó.
 
(Con información de ABC)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *