CARGANDO

Escribe para buscar

Dispositivos electrónicos afectan el ciclo de sueño

ninos

Dispositivos electrónicos afectan el ciclo de sueño

Compartir

Los dispositivos electrónicos como tabletas,  smartphones y  videojuegos pueden evitar que los niños y los adolescentes duerman durante la noche, lo que puede tener un efecto negativo sobre el rendimiento escolar. Incluso si los niños no los usan, los aparatos electrónicos con luz de fondo pueden interferir con dormir bien de noche, por lo que estos elementos deben estar prohibirse en las habitaciones, advirtieron los expertos del Hospital Pediátricos de Stony Brook.

A través de un comunicado de la Universidad de Stony Brook, la doctora Jill Creighton, profesora asistente de pediatría de la universidad en Nueva York, señaló que la luz del teléfono, aunque sea para ver la hora, puede interrumpir el ciclo del sueño, por lo que recomendó el uso de un reloj de alarma normal.
 
Cada niño tiene necesidades de sueño distintas, por lo que el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre de Estados Unidos recomienda que los niños en edad preescolar duerman de 11 a 12 horas todos los días; y los niños en edad escolar deben dormir al menos 10 horas por día. 
 
Aunque los adultos necesitan siete u ocho horas de sueño, los adolescentes requieren de nueve a diez horas por día.
 
De acuerdo con una encuesta de la National Sleep Foundation, casi el 72 por ciento de los jóvenes de 6 a 17 años tenían al menos un dispositivo electrónico en su habitación. Los niños que dejan esos dispositivos encendidos en la noche duermen hasta una hora menos, en promedio, cada noche.
 
Los padres pueden tomar algunas medidas para ayudar a sus hijos a “desconectarse” y dormir bien de noche. Creighton ofreció los siguientes consejos:
 
Establecer una rutina de sueño. Tomar siempre un baño, leer un libro o escuchar música suave antes de irse a la cama ayuda al niño a relajarse y dormir.
 
Apagar los dispositivos electrónicos. Todos los dispositivos electrónicos deben apagarse una hora antes de irse a la cama. Es una buena idea que los niños conecten los dispositivos electrónicos en un lugar de recarga específico que esté fuera de la habitación. No se debe llevar ningún dispositivo a la habitación de noche.
 
Reducir gradualmente el tiempo que pasan frente a pantallas. Los niños que no deseen apagar sus aparatos electrónicos de noche deben reducir su uso de esos dispositivos con el tiempo. Así como intentar limitar el uso recreativo de pantallas a 60 minutos al día, y por cada 30 minutos de tiempo frente a las pantallas, asegúrese de que los niños hagan 30 minutos de actividad física.
 
Aumentar la actividad física.  Algunas sugerencias para ayudar a los niños a ser más activos incluyen una caminata familiar, jugar básquetbol, pasear en bicicleta, e incluso darles a los niños incentivos más grandes por hacer actividades físicamente activas, como pasar la aspiradora o rastrillar las hojas.
 
•Prohibir los dispositivos electrónicos durante las comidas. Distraerse durante las comidas puede conducir a un tiempo innecesario frente a las pantallas, malos hábitos o comer en exceso.
 
•Liderar con el ejemplo. Cuando se trata del tiempo frente a las pantallas, es importante que los padres sean buenos modelos de rol (Con información de MedlinePlus).
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *