CARGANDO

Escribe para buscar

Disfruta tu sexualidad a cualquier edad

Sin categoría

Disfruta tu sexualidad a cualquier edad

Compartir

 Al envejecer una mujer, la vagina se vuelve más corta y estrecha y las paredes se vuelven más finas y un poco más rígidas. La mayoría tiene menos lubricación vaginal a medida que envejecen.

Estos cambios físicos, así como alguna enfermedad, discapacidad o algún medicamento, pueden afectar la función sexual; lo que puede hacer más difícil lograr el placer sexual.
 
En caso de tener sequedad vaginal, puede utilizar un lubricante bajo receta. Si no funciona, hable con su médico sobre otros tratamientos, incluso una terapia de estrógeno.

Si siente que nunca está de ánimo para tener relaciones sexuales o siente dolor durante el sexo, platíquelo con su médico. Estas situaciones son comunes, por lo que su médico puede sugerirle tratamientos que le ayuden a lograr una vida sexual sana y satisfactoria.

Sin embargo, algunas mujeres aseguran que disfrutan más del sexo a medida que envejecen, pues haber alcanzado la menopausia y no tener que preocuparse por un periodo menstrual o un embarazo no deseado, causa que se sientan más libres para disfrutar de las relaciones sexuales.
 
En el caso de los hombres, los problemas sexuales masculinos no sólo los afectan a ellos, sino también a sus compañeras. 
 
Algunos problemas sexuales masculinos pueden ser no estar de ánimo para tener relaciones sexuales, impotencia, eyaculación precoz y el orgasmo retardado o cohibido.
 
Cuando los hombres envejecen, la impotencia se vuelve más común. A los 65 años, casi uno de cada cuatro tiene ese problemas, al menos una de cada cuatro veces que tienen relaciones. Esto puede ser por problemas de salud como cardiopatía, presión sanguínea alta o diabetes.
 
Si su problema, o el de su pareja, es la impotencia hay medicamentos que los hombres pueden tomar para aumentar el flujo de sangre al pene y ayudar a una posible erección.
 
Sexo más seguro
Cualquier persona que sea activa sexualmente está en riesgo de contrar una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) o VIH/Sida, incluyendo los adultos mayores.
 
Cómo evitar infecciones de transimisión sexual:
  • Ser fiel. Tener relaciones con un solo compañero que haya sido examinado de ETS y no esté infectados.
  • Utilizar preservativos cada vez que se tenga sexo vaginal, anal u oral.
  • Realizarse revisiones pélvicas regulares. Cuanto más pronto se encuentra una ETS, más fácil es de tratar (Con información de Womens Healh).

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *