CARGANDO

Escribe para buscar

Descubren el origen del envejecimiento

especiales

Descubren el origen del envejecimiento

Compartir
El medio ambiente y lo que vamos experimentando a lo largo de la vida va registrándose en nuestro ADN y podemos heredarlo a nuestros hijos, señala una investigación en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
 
Los investigadores, liderados por el profesor Manuel Esteller, director del Programa de Epigenética y Biología del Cáncer del Instituto de Investigación Biomédica Bellvitge en Barcelona, hicieron una comparación entre un bebé recién nacido, un adulto y un hombre que ha cumplido la centena de años, para poder descubrir las claves del envejecimiento con la idea de revertir, en un futuro, dicho proceso. 
 
De acuerdo con la epigenética, esta absorción y posterior herencia de los elementos ambientales y las experiencias se debe a que existe un sistema de control que “enciende y apaga” los genes, permitiendo la sucesión, lo que revierte la teoría tradicional que negaba la herencia biológica. 
 
El equipo del doctor Esteller descubrió que las señales químicas de los “planos de construcción” que se encuentran en cada célula van deteriorándose. Tras la comparación entre los tres individuos, el experto indicó que al principio de nuestra vida tenemos un buen control de los genes, pero conforme pasa el tiempo, éstos se expresan erróneamente y algunos de los que nos protegen de enfermedades se encuentran apagados. 
 
Ahora el interés recae en si es posible cambiar el epigenoma de una persona. Por ello el especialista e investigador señaló que esto podría suceder para retrasar el envejecimiento de una persona, sobre todo si se toma en cuenta que resultados de estudios han revelado que es posible que la dieta de una mujer embarazada puede incidir genéticamente en el epigenoma de su bebé. 
 
Por otra parte, el profesor Tim Spector, del King’s College de Londres y autor del libro sobre epigenética “Identically Different”, señaló que además de saber que el ejercicio apaga los interruptores de la obesidad, y de la investigación de las células madre, este estudio se relaciona con “un área crucial de investigación sobre la vejez: encontrar formas de alentar a nuestros genes a permanecer sanos”. (Con información de BBC Mundo)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *