CARGANDO

Escribe para buscar

Desayuno, fundamental para evitar obesidad

obesidad

Desayuno, fundamental para evitar obesidad

Compartir

El desayuno es la comida más importante del día, lo es para todo ser humano, en especial para aquellos que están en crecimiento. Sin embargo, entre el 20 y el 40 por ciento de los niños van al colegio sin desayunar..

 
Es por eso que la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) señaló que ir a clases sin haber desayunado favorece la obesidad infantil y afecta al rendimiento escolar. 
 
Lo anterior porque muchos estudios epidemiológicos reconocen el papel protector de algunos alimentos en el desarrollo cerebral
 
Julia Álvarez, coordinadora del área de nutrición de la SEEN indicó que ante el inicio del ciclo escolar, se ha visto que una dieta rica en frutas, verduras, legumbres, frutos secos, aceite de oliva y pescado azul puede relacionarse con efectos positivos sobre la concentración, la memoria y el rendimiento intelectual. 
 
Añadió que los estudiantes necesitan alimentos energéticos para su desarrollo, pero no más de los que consumen en su actividad metabólica y su actividad física.
 
En caso de tomar más energía de la necesaria, dijo la especialista, ésta se almacenará en forma de grasa, por lo que el niño comenzará a tener sobrepeso o desarrollará obesidad.
 
Por su parte, la coordinadora del Grupo de Trabajo de Obesidad de la SEEN, Assumpta Caixás, explicó que los patrones alimentarios de los niños son reflejos de  los patrones alimentarios de sus familias, y criticó que en varias ocasiones la falta de tiempo, el deseo de evitar discusiones, la comodidad o la pereza, provoca que los padres ofrezcan a los niños sólo aquello que comen rápido y sin protestar. 
 
Recordó que los alimentos ricos en grasa o productos procesados como las papas fritas, aperitivos, harinas refinadas, galletas, embutidos y refrescos, entre otros; son más consumidos que las verduras, ensaladas, pescados o frutas, lamentó la experta.
 
Además insistió en la importancia de cuidar la alimentación ya que es el momento ideal para adquirir hábitos saludables.
 
La preocupación de las especialista se fundamenta en que la mayoría de los estudios epidemiológicos demuestran que la alimentación de los estudiantes no es buena y, mientras el consumo de legumbres, verduras, frutas y pescados es poca, el de productos procesados o elaborados es muy elevado. 
 
Para evitar estos casos, sugieren un hábito alimentario equilibrado que, además, debe compartirse por todos los miembros de la familia. 
 
Es así que los padres deben comer lo mismo que los niños, cambiar las raciones y en ocasiones la elaboración de alimentos, cuando los niños son pequeños, sin embargo, deberán comer lo mismo, explicó la experta (Con información de 20 minutos).

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *