Del síndrome Münchhausen al síntoma de la Cenicienta

Los trastornos de personalidad que tienen su raíz en los cuentos de hadas, en...

04/01/2016 3:08
AA
Un síndrome es una conducta que se aprende cognitivamente y son varios los que tienen su origen en los personajes de los cuentos de hadas, como lo explica la especialista en Psicología Clínica Amparo Aliseda Llera.
 
Münchhausen, Peter Pan, Wendy y Cenicienta, no son solo personajes de historias infantiles sino que también son trastornos de personalidad para los cuales es necesario suministrar medicamentos y terapias.
 
La especialista explicó que estos síndromes patológicos son multifactoriales porque dependen de la psique de las personas, ya que algunos tienen una más fuerte y otras más débil, o bien más fantasiosa, además de la relación que hubo con los padres en la infancia: si fueron estrictos, permisivos, o ayudaron a ver la realidad o la distorsionaron, entre otras condiciones.
 
“Es el resultante de un mal aprendizaje o de un aprendizaje distorsionado”, entre muchos otros factores.
 
El síndrome de Münchhausen
Generalmente lo padecen más las mujeres que los hombres. “Son mamás que lastiman a sus hijos, al inventarles enfermedades. Empiezan a enfermarlos para obtener cuidado y atención para ellas, que no tuvieron de niñas”.
 
Incluso, señala que se trata de una patología grave porque raya en la psicopatía, “y cuando hablo un poco de psicópata estoy hablando de un poco de locura”, es un síndrome que se controla, pero no tiene cura, por lo que sólo se usa tratamiento”.
 
El síndrome Peter Pan
Quienes lo padecen son personas que no quieren crecer, no quieren madurar, les cuesta mucho la independencia, la responsabilidad. “Ellos viven el presente”, comenta Aliseda Llera.
 
Le temen al compromiso, a la responsabilidad, porque tienen miedo de hacerse cargo de ellos mismos. “Este síndrome se caracteriza por la inmadurez y se está dando principalmente en hombres, pero no es exclusivo de ellos”, subraya.
 
El síndrome Wendy
Se da principalmente en mujeres, y su principal característica es que aparentemente son féminas sumisas que buscan llenar las necesidades de los demás, pero en el fondo son controladoras.
 
El síndrome de Cenicienta
Al principio era característico de los niños adoptados, y ahora son mujeres que aunque aparentemente son independientes, pues trabajan y tienen solvencia económica, les da miedo la independencia emocional y constantemente están en la búsqueda de su príncipe azul.
 
Difíciles de tratar
El catedrático de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Héctor Lara Tapia, afirma a su vez que la mayoría de síndromes que tienen nombres propios, como Münchhausen, Estocolmo, Ganser, o Peter Pan, son difíciles de tratar porque están enraizados en la personalidad.
 
“Un síndrome no es más que conjunto de síntomas que se presentan juntos y son característicos de una enfermedad o de un cuadro patológico determinado”, subraya.
 
Refiere que dichos desórdenes psicológicos entran como trastornos de personalidad y de acuerdo con el diagnóstico es el tratamiento, pero en general requieren medicamentos y terapias.
 
“Estamos hablando de un trastorno de la personalidad o un trastorno psicopatológico, y si tiene una característica especial pues sólo se le pone el apellido, el cual generalmente se asocia con alguna historia conocida y que sirve para dar un atributo”, detalla.
 
Lara Tapia comenta que el Síndrome de Estocolmo es característico de personas que son secuestradas, en donde la víctima se identifica con el agresor, con lo que desarrolla una relación de complicidad. “Si uno se identifica con algo que le produce angustia, entonces los reproduce”.
 
Y el Ganser se refiere a una psicosis carcelaria, es un tipo de problema que se presenta exclusivamente en las cárceles, refiere el especialista.
.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: