¿Cuándo hay que preocuparse de los tics?

Si ocurren regularmente, son más frecuente o severos, hay que acudir al médico...

01/08/2016 4:00
AA

Los tics son movimientos o contracciones involuntarias de un grupo de músculos que se pueden presentar por el estrés o fatiga, pero ¿son peligrosos?

De acuerdo al sistema nacional de salud del Reino Unido (NHS, por sus siglas en inglés), cuando un tic es leve no interfiere con la vida de la persona.

En cambio, indica, todo depende del tipo de tic, ya que algunos sí pueden causar afectaciones severas.

“El paciente suele notar una sensación de ‘aviso’ que precede al tic y suelen notar cierto alivio tras el tic”, explica María Pilar de Castro Manglano, doctora de la Clínica Universidad de Navarra, en España.

En el caso de los tics de ojos, los cuales son los más comunes, la especialista señala que este fenómeno suele ocurrir por cansancio físico, agotamiento o falta de sueño que no representa ningún peligro.

Los diferentes tipos de tics

Para comprenderlos mejor, la NHS explica que éstos se clasifican en dos tipos:

  • Simples: son el parpadeo o toser. Tienden a suceder rápidamente e incluso pueden pasar desapercibidos.
  • Complejos: incluyen las muecas faciales o repetir algún sonido en particular. Éstos tienden a pasar más lentamente y podrían parecer intencionales.

“(Cuando el tic) ocurre regularmente o se vuelve más frecuente o severo; está asociado con problemas emocionales o malestar físico o está acompañado de estados de ánimo o comportamientos preocupantes como ira, depresión o hacerse daño a sí mismo”, indica la NHS.

Pueden alertar enfermedades

Por otra parte, De Castro Manglano indica que los tics también pueden relacionarse con algún trastorno neurológico como es el caso del síndrome de Tourette, por lo que es importante estar al pendiente cuando se tienen varios tics.

La Asociación Tourette de Estados Unidos, explica en su página web, que este síndrome se caracteriza por tics, movimientos o vocalizaciones involuntarias, rápidas y repentinas que se producen repentinamente.

“Los sonidos involuntarios tales como carraspeos y aspiraciones, o tics de los miembros, pueden ser signos iniciales. Para una minoría, el trastorno comienza de manera abrupta con varios síntomas de movimientos y de sonidos”, indica.

¿Cómo tratarlos?

La doctora indica que el estrés y la ansiedad pueden empeorar los tics.

Por ello, es importante tratar la causa del estrés, pues así se disminuirá la intensidad y duración de los tics. Otro elemento importante para combatirlos es el descanso.

“El tic es un síntoma común, frecuente y tratable. Lo importante es no tener miedo y conocer la causa para poder poner solución”, concluye.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: