CARGANDO

Escribe para buscar

Crean parche con zinc para tratar pie diabético

Diabetes

Crean parche con zinc para tratar pie diabético

Compartir

Cada año se realizan en México 80 mil amputaciones de pies como consecuencia de la diabetes. Para disminuir este elevado número de cirugías, científicos mexicanos del Centro de Investigación en Química Aplicada (CIQA), en Saltillo, Coahuila, desarrollaron un parche curativo que está enriquecido con nanopartículas de óxido de zinc y que ayuda a cicatrizar heridas que surgen en los pies a causa de la diabetes. 

El CIQA es uno de los 27 centros públicos de investigación de la red del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt). Estos centros están distribuidos en diferentes estados de la República Mexicana. La idea de desarrollar un parque curativo para los pies diabéticos surgió en coordinación con la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Coahuila y actualmente se busca establecer un convenio con el Hospital Universitario con el fin de aplicar este tratamiento en pacientes de ese centro hospitalario.

La doctora Rebeca Betancourt Galindo, del CIQA, explicó en videoconferencia que este parche terapéutico se adhiere a la piel para absorber la humedad y acelerar la cicatrización, como ocurre en un pie sano. Para esta innovación se utilizaron materiales plásticos que apoyan y frenan la proliferación de microbios dañinos, a los cuales se coloca una crema con antibióticos y las mencionadas nanopartículas de Óxido de Zinc.

El parche combate microbios dañinos de la piel en personas con sistema inmunológico suprimido como los diabéticos o los portadores del VIH.

La doctora Betancourt Galindo apuntó que el Zinc es un elemento que tiene propiedades antibacterianas sobre una amplio espectro de microorganismos, ayuda al proceso de cicatrización de las heridas y tiene excelentes propiedades antiflamatorias y de secado. Es además transparente cuando se aplica en la piel y ayuda a mantener la zona de la herida limpia y húmeda.

Pérdida de sensibilidad

El pie diabético es un problema en el que el paciente tiene dañados los nervios de los pies y pierde la sensibilidad de esas extremidades, al grado de que puede enterrarse un clavo y no darse cuenta porque el mensaje de dolor no es transmitido a las neuronas y por lo tanto el cuerpo no recibe una señal para protegerse del agente que le causa el dolor.

Este problema es una de las diferentes consecuencias de la diabetes, en la cual comienzan a destruirse tejidos nerviosos debido al exceso de azúcar circulando en la sangre y la falta de insulina suficiente para que los azúcares sean aprovechados por el cuerpo humano.

Debido al daño en los nervios y a la pérdida de sensibilidad, problemas que pueden comenzar como un pequeño callo, una uña enterrada o una cortadura por usar zapatos apretados tardan en detectarse porque el paciente no los siente. Esto se combina con las dificultades que tienen muchas personas diabéticas para que sus cicatrices sanen correctamente. Si no hay cicatrización adecuada y llega una infección fuerte, se puede llegar a la necesidad de amputar el pie, o toda la pierna.

Respecto a la diabetes, la doctora Betancourt Galindo señaló que en los últimos años el número de pacientes con esta enfermedad ha aumentado. Se calcula que México ocupa el décimo lugar en casos de diabetes en el mundo, y para el 2030 ostentará al séptimo sitio. Por esta razón, el Departamento de Materiales Avanzados del CIQA desarrolla nuevas alternativas para mejorar la calidad de vida de los pacientes. 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *