CARGANDO

Escribe para buscar

Cerebro adolescente es impulsivo

especiales

Cerebro adolescente es impulsivo

Compartir
Cuando se inicia la pubertad, en el cerebro del adolescente se registra una actividad muy agitada y poco frecuente, sobre todo en el circuito del placer y la recompensa, y hasta después de sus actos los adolescentes piensan de forma lógica, dice Alfredo Oliva Delgado, profesor titular del Departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad de Sevilla.
 
En este caso, según el experto, la madurez se proceso más lentamente, y termina al final de la adolescencia, cerca de los 20 años de edad, lo que provoca que el adolescente sea temerario, porque el circuito del placer está sobreexcitado.
 
En este tiempo de excesos, dice el especialista, el adolescente es más propenso a buscar paraísos artificiales como drogas, el sexo o las mismas redes sociales, no obstante, también señala que la precocidad no tiene porque significar un enganche, ya que está comprobado que ni comenzando a beber más tarde se puede hablar de moderación.
 
Por otra parte, para Macarena Pi Davanzo, psicóloga del centro infanto-juvenil SINEWS, existen otros riesgos como “los trastornos alimentarios. En la anorexia, las tasas de suicidio se elevan al 30 por ciento. No en vano se trata del trastorno mental que más adolescentes mata”, sobre todo porque se habla de una edad en la que la aceptación del grupo es algo importante para ellos.  
 
Esto, señala, “les lleva a tener conductas de riesgo en una sociedad en que parece que todo está permitido. Y en la que los padres han perdido autoridad no de forma consciente, sino porque no saben ejercerla”. 
 
Por su parte, expertos en sociología consideran que ir a beber con sus amigos o a fumar marihuana es parte de un ritual de socialización, no obstante, el abismo que media entre los 13 y los 18 años no les permite controlar lo que consumen, y lo mismo sucede en situaciones relacionadas al sexo. 
 
No obstante, el desfase que experimenta el adolescente y que lo conduce a vivir con cierta esquizofrenia por la sobreexcitación del placer, dejando de lado la reflexión, no significa que todos los adolescentes reacciones de la misma manera, sino que, solamente se trata de responder al estímulo de forma inmediata, sin importar lo que cueste, de ahí la temeridad señalada. 
 
De acuerdo con Oliva Delgado “estos cambios pueden verse ya en el cerebro a través de técnicas como la resonancia magnética”. 
 
Finalmente, la investigación señaló que existe una diferencia entre hombres y mujeres al momento de hacer un juicio ante la temeridad, ya que en materia de sexualidad, ellas sí se preocupaban en un 20 por ciento por el uso de anticonceptivos, mientras que para los hombres, en un 47 por ciento, lo más importante es preguntar con las autoridades de salud juveniles sobre prácticas sexuales. (Con información de El País)
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *