LOADING

Type to search

Cáncer de próstata peligro para hispanos

Cáncer

Cáncer de próstata peligro para hispanos

Share

 Para los hombres hispanos, el cáncer de próstata es el segundo tipo de cáncer más frecuente que presentan, sólo después del cáncer de piel no melanoma, según reportan los centros para el control y la prevención de Estados Unidos.

Al respecto, el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos  reporta que para este año se pronostica que haya 241 mil740 casos nuevos y 28 mil 170 muertes por cáncer de próstata.

¿Pero qué es lo que lo causa?, en realidad no hay una causa conocida por los especialista y muy rara vez pueden explicar porque algunos lo desarrollan y otros no, lo único sobre lo que tienen certeza es que no se contagia, y que en efecto existen factores de riesgo, que pueden incrementar la posibilidad de presentar esta enfermedad.

De acuerdo con los especialistas, tener más de 45 años ya es un factor de riesgo, que tarde o temprano todos los hombres enfrentaran, y cuyo riesgo incrementa año con año. Otro de los factores es tener antecedentes con esta enfermedad y ser afroamericano, así como tener células de neoplasia intraepitelial prostática de alto grado y llevar una dieta rica en grasas animales, en lugar de rica en verduras y frutas.

Una de las complicaciones más graves de la enfermedad es que rara vez presenta síntomas, y cuando los hay generalmente son dificultades para orinar, o controlar este fluido, ardor, o problemas para tener erecciones, así como sangre en la orina y en el semen, acompañado de dolor en la parte baja de la espalda y en la parte superior de los muslos.

Para detectarlo, además del tacto tradicional, pueden incluirse análisis de orina para buscar sangre o infecciones, y prueba del antígeno prostático específico.

En algunas ocasiones, el especialista también pedirá una ecografía transrrectal, cistoscopia y biopsia transrrectal.

Si luego de las pruebas, sale positivo,  el tratamiento puede ser desde cirugía hasta radioterapia o terapia hormonal o una combinación de los mismos dependiendo del diagnóstico médico, acorde al grado del tumor y los síntomas.

La radioterapia y la cirugía se consideran terapias o tratamientos locales que van encaminados a destruir el cáncer de próstata, y si ya hay metástasis, este tratamiento solo servirá para controlar la enfermedad.

Mientras que la terapia sistémica, se basa en la administración de hormonas para controlar el cáncer que ya se diseminó. (Con información de Univisión)

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *