LOADING

Type to search

Cómo prevenir y tratar los esguinces de tobillo

Sin categoría

Cómo prevenir y tratar los esguinces de tobillo

Share

Los tobillos son una de las partes del cuerpo que más se lastima debido a que reciben todo nuestro peso, lo que puede provocar torceduras o esguinces.

Los esguinces ocurren cuando una fuerza súbita hace que las estructuras fibrosas de los ligamentos, se  estiren más de lo normal, lo que es muy frecuente al practicar deportes, aunque acciones tan simples como usar tacones o pisar mal, también pueden generarlo.
 
Para prevenirlos, el Dr. Eric Hazan, jefe de la División de Traumatología y Urgencias del Instituto Nacional de Rehabilitación, (INR) da los siguientes consejos:
 
Calentar antes de ejercitarse y hacer rutinas controladas
Tener un buen control metabólico
Practicar actividades suaves de estiramiento como el yoga o el tai-chi
 
Asimismo, señala que en caso de tener un esguince, primero hay que identificar qué fase es para así, realizar las acciones pertinentes.
 
Primer grado, leve: en esta fase se produce inflamación y dolor.
Para tratarlas se recomienda lo siguiente:
 
Poner hielo
Acudir con el médico para que recete algún antiinflamatorio
No hacer deporte ni ejercer fuerza
Descansar por al menos 10 días
Utilizar vendas elásticas
 
Segundo grado, moderado: aquí ocurre una ruptura parcial de algunas fibras del ligamento, hay sangrados, inflamación de tendones y fuerte dolor.
Lo ideal en esta situación es:
 
Inmovilizarla parte afectada
Descansar por seis semanas
Acudir con un especialista
Utilizar botas y ferulas para proteger el tobillo
No hacer esfuerzos grandes durante dos o tres semanas
 
Tercer grado, severo: es la situación más grave porque el ligamento se desprende de algún hueso que une, se produce inflamación y un dolor severo.
En este caso hay que hacer lo siguiente:
 
Acudir inmediatamente al centro medico más cercano
Hacer estudios como radiografías o ultrasonidos
No hacer esfuerzos de ningún tipo por seis semanas
Acudir a terapias de rehabilitación para recuperar el movimiento de la articulación
 
 

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *