CARGANDO

Escribe para buscar

¿Cómo mantener la inocuidad alimentaria?

Sin categoría

¿Cómo mantener la inocuidad alimentaria?

Compartir

Las cinco claves para la inocuidad de los alimentos es información básica sobre cómo mantener en buen estado los alimentos, expuesta por la Organización Mundial de la Salud.

 
Conoce estas claves y su fundamento: 
 
1. Limpieza: Lavarse las manos antes de preparar alimentos y con frecuencia durante su preparación; lavarse las manos después de ir al baño; lavar y desinfectar todas las superficies y trastes usados en la preparación de alimentos; y proteger los alimentos y las áreas de cocina de insectos, plagas y otros animales.
 
Aunque la mayoría de los microorganismos no provocan enfermedades, los peligrosos están presentes en el suelo, el agua, los animales y las personas; y se encuentran en las manos, paños de limpieza y utensilios, por lo que el menor contacto puede llevar su transferencia a los alimentos y provocar enfermedades de transmisión alimentaria
 
2. Separar alimentos crudos y cocinados: Separar las carnes rojas, el pollo y el pescado crudos de los demás alimentos; utilizar equipos y utensilios diferentes para manipular alimentos crudos; y conservar los alimentos en recipientes para evitar el contacto entre los crudos y los cocinados. 
 
Los alimentos crudos pueden contener gérmenes peligrosos que se transfieren a otros alimentos durante la preparación y conservación de los mismos. 
 
3. Cocinar completamente: Cocinar completamente los alimentos, especialmente las carnes, el huevo y el pescado; hervir los alimentos para asegurarse que alcanzaron los 70 C; y recalentar por completo los alimentos cocinados. 
 
Una cocción adecuada puede matar a casi todos los gérmenes peligrosos y garantiza su inocuidad para el consumo.
 
4. Mantener los alimentos a temperaturas seguras: No dejar alimentos cocinados a temperatura ambiente más de dos horas; refrigerar lo antes posible los alimentos cocinados y perecederos; mantener la comida muy calientes antes de servir; no guardar alimentos durante mucho tiempo, aunque sea en el refrigerador; y no descongelar los alimentos a temperatura ambiente. 
 
Los gérmenes pueden multiplicarse con rapidez si los alimentos se conservan a temperatura ambiente.
 
5. Usar agua y materia primas seguras: Usar agua segura o tratarla para que lo sea; seleccionar alimentos sanos y frescos; elegir alimentos procesados para su inocuidad; lavar frutas y verduras, especialmente si se comerán crudas; y no consumir alimentos caducados.
 
Las materias primas pueden estar contaminadas con gérmenes y sustancias químicas tóxicas. 
 
Este video te explica las cinco claves de una manera más sencilla (Con información de la OMS). 
 

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *