CARGANDO

Escribe para buscar

Cómo evitar lesiones en el futbol

especiales

Cómo evitar lesiones en el futbol

Compartir

 Puede que el futbol no sea el deporte más agresivo y que más lesiones provoca, pero lo cierto es que si es el más popular del mundo – aproximadamente 3.5 billones de fanáticos – y existen aproximadamente 250 millones de jugadores que practican este deporte. Ya sea que se juegue de manera profesional o como aficionados el esfuerzo físico que conlleva  la práctica del soccer  puede resultar  en  lesiones musculo esqueletales.

 

El Dr. Pedro Cosculluela, cirujano ortopédico del hospital Houston Methodist, asegura que las lesiones más comunes en los jugadores de fútbol son los esguinces y la distensión muscular en las piernas. Un esguince es una torcedura violenta y dolorosa de una articulación y la distensión muscular se conoce comúnmente como un desgarre.

 

“Un estudio realizado en Gran Bretaña con noventa y un equipos profesionales de futbol reportó que en una temporada hubo 6030 lesiones. El 23% de las lesiones fueron en los muslos y en segundo lugar con 17% de las lesiones, fueron en las rodillas y los tobillos”, dice el Dr. Cosculluela.

Para evitar lesiones al jugar futbol el Dr. Cosculluela afirma que es muy importante que antes de jugar se deben realizar ejercicios de calentamiento y estiramiento. El jugador antes de comenzar el partido debe correr y estirar sus piernas, muslos, rodillas y tobillos.

 

“Los jugadores recreacionales se olvidan de este proceso y ellos enseguida empiezan a jugar y a correr y es mucho más probable que se puedan lesionar” comenta el Dr. Cosculluela. “El calentamiento es básico para cualquier persona que quiera jugar futbol y también se recomienda jugarlo de manera frecuente para acostumbrar a los músculos y huesos a ese nivel de actividad deportiva.”

Durante el partido mantenerse hidratado es la clave para evitar lesiones. “Es recomendable tener botellas de agua tiradas por todo el campo para que en los momentos en los cuales un jugador que no está activo en el partido, se pueda hidratar. Esto previene calambres y ayuda a mantener un equilibrio de los minerales y químicos en la sangre y cuerpo que se están perdiendo a través del sudor” dice el Dr. Cosculluela.

 

Una vez finalizado el partido, el Dr. Cosculluela aconseja que el jugador tenga un proceso de enfriamiento y descanso. “Es muy común que los jugadores profesionales al terminar un partido tomen baños de hielo para enfriar y prevenir inflamaciones de cadera, las rodillas y tobillos. No todos los individuos toleran bien los baños de hielo, pero se recomienda que al finalizar un partido, los jugadores apliquen hielo en las zonas del cuerpo en las cuales se sienta cualquier tipo de molestia”.

 

El Dr. Cosculluela concluye que es muy importante para cualquier jugador de fútbol, además de seguir estas recomendaciones, tratar de ejercitarse por lo menos 30 minutos diarios, llevar una dieta balanceada y dormir por lo menos ocho horas todos los días para que el cuerpo cuente con la condición física necesaria para poder jugar los 90 minutos que dura un partido de fútbol.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *