Aprende cómo apoyar a familiares con diabetes

Es necesario involucrarse en su tratamiento, para conocer los cambios en su esta...

23/04/2012 5:23
AA

Cuando convives con una persona que tiene diabetes, debes aprender a conocer cuando presenta cambios en el estado de ánimo y a distinguir cuando el cansancio empieza a invadirlo, pues estas indicaciones te darán el aviso oportuno de cuando es momento de llevar a una revisión del tratamiento, y sobre todo, descartar que se trata de una posible depresión.

Para tener un análisis más certero, es preciso que se considere en que momento de la enfermedad se presentan los cambios, cuántos años tiene el paciente y cuáles son sus hábitos de vida, porque así se ayudará a detectar las causas de las alteraciones del ánimo y la condición física del paciente.

Asimismo es importante hacerle saber al paciente que el hecho de estar diagnosticado con diabetes, no es que le haya dado su sentencia de muerte, sino al contrario, una oportunidad para cambiar sus hábitos y estilos de vida a unos más saludables, y haciéndole patente que es importante controlarse adecuadamente, porque justamente aquellos que no se atienden bien, son quienes tienen consecuencias negativas y más riesgos de caer en depresión, según explicó el experto Martín Yañez Reyes.

Al respecto recomendó seguir los cuidados esenciales para evitar cuadros en los que la persona sienta un decaimiento físico.

Para evitar que exista manipulación del enfermo de diabetes se debe brindarle apoyo, comprensión, compañía, respeto a sus temores y preocupaciones, así como generar redes de comunicación para que el paciente pueda expresar libremente y sin temor a ser juzgado, sus necesidades y los efectos positivos o negativos con respecto a su salud, señala el especialista, quien da los siguientes consejos: 

  • Es importarte creerle cualquier síntoma que te describa, entiéndelo y busquen una respuesta juntos.
  • Elaboren una lista de cambios que se presenten tanto emocionales como físicos y háblenlo con el doctor.
  • Dispongan de una variedad de actividades tanto activas como pasivas, a fin de tener entretenimiento cualquiera que sea su estado de ánimo.
  • No permitas que se detenga en pensamientos negativos, conversa con el paciente y destaca los aspectos positivos de su vida y su persona.
  • Permítele expresarse con libertad y que no se sienta recriminado cuando opta por abandonar sus ocupaciones. (Con informacion de aol.com) 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: